Sáb12162017

Last update11:42:05 AM

Che Melendes

-leyenda de siensiafixión intercalada- La mediocridá no es la usurpasión, pero

  • PDF

La mediocridá proboca barios sentimientos, ninguno de los cuales es el odio: Proboca compasión, rabia, tristesa, en alguna ocasión umor. La usurpasión tampoco proboca odio, pero no por la misma rasón qe la mediocridá. Con la mediocridá, porqe es una carensia, el odio sería una agresión abusiba. Con la usurpasión, porqe es un abuso, el odio sería un reconosimiento indebido: Pues 'lo usurpante' en última instansia no existe, por artifisial, impuesto siempre con fuersas prestadas (o robadas también) como una biolasión. I a la larga (a beses no tan larga) desocupa naturalmente el lugar, qe segía estando bacante. Porqe ocupar no qiere desir inmediatamente yenar: Para yenar algo se nesesita ocuparlo debida-, nesesaria-, pertinente-mente. Esta relasión materioformal (o criterio de adecuasión) no es, como creen desairadamente muchos, estetas i no, una lei solo estética: puede estudiarse en física, ética, carpintería, repostería, política, literatura.

Leer más...

El ombre concreto de Marx

  • PDF

La felisidá del ombre concreto de Marx, obiamente no era la felisidá de sus ijos qe murieron de miseria. La felisidá del ombre concreto de Marx sí era su trabajo imbestigando i escribiendo. I no estaba bien Lasalle, con todo su libraco sobre Eráclito; no estaban bien Kropotkin ni Proudhon, con su balor i su dedicasión feasientes. La felisidá del ombre concreto sí era la lucha obrera de miyones de anónimos, sí era el martirolojio de sus líderes, el sacrifisio de sus éroes.

Leer más...

No existir

  • PDF

Entonses: no existimos. Bien. Bamos a asebtar esa ipótesis terrible. Porqe no existimos en los testos de Alfonso Reyes, diplomático i todo, de Alejo Carpentier, musicólogo antiyano, o los discursos de Fidel, tan inspirado por Albizu. Pero este no es mi ensayo La Ausensia de Puertorrico, en donde ban enumerados todos esos fantasmas de referensias donde debiéramos estar i, májicamente, aparesemos briyando por nuestra ausensia. Aqí asebto asumir 'la berdá' de nuestra inexistensia.

Leer más...

Mentir amor

  • PDF

Todo escritor sabe qe miente. Porqe la escritura es una mentira. Es la mentira: otra mentira de la berdá. La berdá sige siendo siempre otra cosa, esa otra cosa qe no se escribe, qe no se deja escribir. Todo lo escrito la oculta, buscándola: Siendo su búsqeda. La búsqeda de la berdá no es la berdá.

Leer más...

Mano de Seda

  • PDF

Seda este tipo guapo, una de las personas más qeridas para mí entre todos los seres umanos, sobretodo entre puertorriqeños, qe me a sido regalado conoser en mi precaria. Congero, chébre, pero una clase e jente qe asen la patria dulse. Riqi Seda, mi pana qerido, el primer niuyorrican qe me enseñó, en plena plasa de riopiedras, a las 2 de la mañana, unas nabidades, sin aber ido, nuebayor. Descojonao de emosión, yorando de la risa, se mobía frente al banco de semento señalando el lechón, los safacones prendíos, el relajo i la bitrola, el gindalejo de bombiyas, i la risa de los yantos de 'los de ayá' en la nochebuena entre la niebe a como sea, en puertorriqeño.

Leer más...

Más artículos...