Lun11192018

Last update10:41:34 AM

Che Melendes

  • PDF

  • PDF

  • PDF

El balor del balor

  • PDF

altOi del otro balor, no el de Albisu. Sino el balor de la balorasión, la balía; el cuantificable. No ablemos de cualidades oi. Qe (desgrasiadamente) es más jeneral(isado), como tema i como echo. Por ejemplo: cuánto bale una nasión.

Descontado qe nasión no es igual a estado, lo qe sabemos los puertorriqeños de una manera tan exajerada, tomemos esos estados qe se an bendido como nasiones, España, Inglaterra, Fransia, p.e. El famoso disípulo de Hostos Pedro Henríquez Ureña glosaba las bentajas o adelantos de España contra sus 'ermanas' (de rapiña), en la siensia i las artes; para contrarrestar la deformasión istórica (europea) qe después de la decaída isieron leña deya. Aqí ya tenemos sierto jínt: se abala, abalora, ebalúa, balida versus -o sea, en comparasión-; i contra una imbalidasión -o sea, en contraste-.

Leer más...

  • PDF

Más artículos...