Sáb11182017

Last update08:57:06 PM

El escrúpulo es una ganansia de la espesie

  • PDF

, de los jenes. Así se acabarán todos los imperios. Por la pérdida de escrúpulos, de matises, de diferensiasión. No solo los romanos orijinales, qe consedieron al indibiduo 'alto' -alsado realmente: sobre los cadáberes i esclabisasión de otros tan 'indibiduos' como eyos- las prerrogatibas de toda la umanidá, se enajenaron esos 'alsados' -pero reaxionariamente*- adjudicándose para sí solos todos los derechos qe repartidos darían para la justisia de la umanidá, se enfermaron por ipertrofia esos 'clasificados' como los únicos -ya no solo 'los mejores'- entre los ombres; no solo los nerones, calígulas, teófilos orijinales, sino también los benesianos i florentinos qe fabricaron aqeyos castiyos de damascos, plata mejicana, oro puertorriqeño, amacas de Santodomingo -el único semí de algodón qe qeda, los chosnos de sus tejedores tenemos qe irlo a ber a Turín-, sedas chinas, púrpuras turcas, marfiles africanos, bisones de Qrimea, telas de Qachemir, perlas de las Baamas -'se turnan para sumerjir con el látigo a los lucayos en cuanto salen, asta los nuebe días qe su cuerpo destrosado por el salitre i por el sol estaya', LasCasas denunsia a los españoles-.

Darwin nos proteje. Porqe todos los colonisadores pierden los escrúpulos, aí está la clabe del poder personal, para los pocos, contra la espesie. Todos los colonisadores terminan metiéndose a sí mismos el embuste -sobretodo a sus ijitos tan chiqitos e injenuos como los demás- de qe nasen para bejar, para abajar, para pribar a los otros; de qe eyos solitos se lo meresen todo i el enorme nosotros colegtibo de su propia espesie, el resto despresiado de 'su' umanidá existe para probeerlos de copias de Roma detrás de su casa -Jean Paul Getti-. I béase si no el proseso en chiqito, ante su propia cara: Cada uno de nosotros conose por lo menos un(1) trepador a colonisador, un indibiduo(1) qe qiere para sí(1) solo lo qe sobraría para 30(treinta) familias(_X5>10). Nótese como su sicolojía se ba distorsionando asta dar por natural, por meresido todo lo qe le sobra, todo lo qe ba adqiriendo mientras trepa, se bende al colonisador de a berdura, traisiona. I su fisonomía se ba distorsionando cada bes por los calsones anchos de Boston, por la 'e®e' de Boston, la marca i modelo de carro de las fiscales del tribunal de Boston, por ejemplo.

*Alsados de berdá fueron los indios, africanos, mestisos i blancos pobres simarrones qe cojieron la juyilanga de las bentas del carajo i dijeron 'mjú' -es el 'sí' taíno, qe a pasado asta Jóliud- a sus encomenderos, capitanes, alcalditos; i se imbentaron el pueblo. I aqí sí qe yegamos al caldo espiroqético, esto sí qe alimenta, qe alienta al moribundo, lebanta muertos. Qeda el brocado, la escultura, no su dueño. Ante la toma de Versalles los alsados rebolusionarios en yendo a destruir sus ransios lujos se detubieron ante la ebidensia de qe sus padres i eyos mismos los abían trabajado, por lo qe les pertenesían. ¿Se an fijado qe las jimnastas rusas pragtican en palasios? En un periodo de la rebolusión cubana se imprimían las latas de gayetas con Mondrianes: Todos los bienes qe a creado la umanidá indefegtiblemente regresarán a su seno, el de la umanidá misma qe los a creado, i si no, se perdieron. I la umanidá definitiba es el pueblo.

O sea qel qe no sabe lo qes cuchí -o su eqibalente neerlandés- no solo se perdió una marabiya de la sobrebibensia, sino qe está atrasado en esa adabtasión para sobrebibir. Porqe de las sobras qe ba dejando el 'alsado' -reaxionario- en su arrasa-con-todo lo qe le pertenese a todos; los otros, la mayoría absoluta, asen su jábitad. I así el alsado rebolusionario ba construyendo el pueblo con su escojensia limitada, umiyada, pobrísima, escrupulosa. Sabe lo qe es compartir el pobre, lo qe es repartir, lo qe es pasar ambre i joderse trabajando para-los-suyos. Porqe no ablamos de los puros egoístas i abandonados entre los 'empobresidos', qe los ai; sino del qe se lebanta contra la pribasión i construye los jenes más ermosos para la resistensia umana sobre la tierra, luchando para-los-suyos. Porqe el qe lucha para sí solo o se deja morir de resentimiento solitario, ya estaba muerto.

Igualito qe los qe cren qe ban a sobrebibir eternamente embueltos en un plástico de oxíjeno, rodeados de elefantes i plantándose la piel del color más corregto según los estatutos. Los traidores 'alsados' -más complicado: aqí se 'alsan' qiere desir 'trepan' i 'se fugan' a la bes- solo son unos rajaos de la resistensia qe ba templando el pueblo por nasiones i jenerasiones, asta aser la umanidá definitiba. (Esta idea se parese a la del pueblo de Dios, pero créanme qe los qe se cren ánjeles son los pocos alsados reaxionarios. Con el perdón de todos los metafóricos de buena fe, i sé qe al lado de muchos ermanos berdaderos de la 'nueba aliansa': lo qe construimos los muchisísimos resistentes es el democratísimo Reino de la Tierra..)

¡Diablo! se me a perdido el ilo; como siempre: respetando la madeja. Perdonen mi ejersisio de resistensia a la corriente de la fasilidá. Lo qe qería desir solamente -era la tesis i único tema qe qería comulgarnos, así qe asta mejor dejarlo para el final- es qe el escrúpulo es una ganansia de la espesie. Es qe el qe pierde los escrúpulos, el qe ase cualqier cosa, el qe no se detiene ante su propia reaxión o su deseo, el qe se cre resipiente único i absoluto de todos los bienes de la tierra i por lo tanto no escatima en cualqier paso para destruir lo qe se le opone para su caprichito más minúsculo, el qe no duda ante el escalón qe le 'parese' superior para pisar a qienes lo construyeron, ése.. Por eso no es tan malo cuando usté siente una rabia infinita ante un ijodeputa qe ase el mal gratuitamente; i no se desqita imitándolo. Porqe el escrúpulo es una ganansia de la espesie. Él no tiene, usté sí. I él (no lo sabe) es qien se jode.

Crédito foto: www.pixabay.com, bajo licencia de dominio público