El balor del balor

alt

Oi del otro balor, no el de Albisu. Sino el balor de la balorasión, la balía; el cuantificable. No ablemos de cualidades oi. Qe (desgrasiadamente) es más jeneral(isado), como tema i como echo. Por ejemplo: cuánto bale una nasión.

Descontado qe nasión no es igual a estado, lo qe sabemos los puertorriqeños de una manera tan exajerada, tomemos esos estados qe se an bendido como nasiones, España, Inglaterra, Fransia, p.e. El famoso disípulo de Hostos Pedro Henríquez Ureña glosaba las bentajas o adelantos de España contra sus 'ermanas' (de rapiña), en la siensia i las artes; para contrarrestar la deformasión istórica (europea) qe después de la decaída isieron leña deya. Aqí ya tenemos sierto jínt: se abala, abalora, ebalúa, balida versus -o sea, en comparasión-; i contra una imbalidasión -o sea, en contraste-.

Casi nunca bemos una balorasión gratuita, esto es, para nada. Casi siempre un balor (o presio) bende algo. Puede benderse el museo del lúbre contra el ermitách (por poco yego), belasqe contra elgreco; así todo con minúscula i singular, porqe se trata de objetos en benta: mercansía.

La mercansía simbólica reqiere de un caché. Sin pedigrí no ai perro. Así es arte el bidé (era un urinal todabía) qe gindó duchám -la minúscula i el singular indican-, i no cualqier inodoro qe porselana un artesano. Pero no nos perdamos del ejemplo ejemplar.

La nasión (el término es confligtibo) tiene un presio. Cuba bale su níqel, mucho más qe su tabaco, i este muchísimo más qe Paradiso del gordo qe los fumaba i pagaba con aqél (el níqel, cambiando paradisos -la minúscula es significatiba-). Puertorrico... no nos pongamos tristes. Bamos con otros ejemplos exóticos. Digamos Madagascar madera, i las tierras Ojibwa en norte norte américa i, es famoso, Brasil. ¡_ la madera! ¡Qién lo diría para el papel i no para aser casas (menísimos muebles, meninísimos Toras)! Es qe la buro(escritorio)crasia, inteliyensia de papel, seyos de goma, xeroxandroides -las máqinas qe los manejan a sus tégnicos-; a desplasado Versalles i Sinagogas, qe todabía disimulaban con sus mayúsculas el 'orden' minusculado i singular qe preparaban: el poder (burocrático, estatal...)

Casi yegamos. El estado a sustituído la nasión como el presio al balor (me refiero al de a beras, ab orijen). Para exmarsistas no será difisil entender qe dispongo los consebtos 'balor de uso' i 'balor de cambio', osea, de la antítesis 'la realisasión de un bien en sosiedá' contra i versus 'la desrealisasión de ese mismo bien como objeto de cambio'. Si cambio (mis) chinas por (tus) boteyas, será, en extremo, porqe no tengo más qe chinas, i porqe nesesito más qe boteyas; en el ¿mejor? de los casos, porqe me sobran chinas, i qiero más boteyas.

El estado... ¿será boteya o una china? ¿I la nasión?

Como nada es tan fásil (solo para los rasta 'ébrithin is beri-moar gud'), nos enfrentamos de nuebo con un problema. Como en la matemática tan paradigmática, en el resto de la bida también plantearse un problema es empesar a resolberlo (si nó, ¿para qé?). Si Gútember lo ubiera sabido, ¿abría 'imbentado' la imprenta? ¡Qé papel le a tocado aser al papel! ¡I qe el sentro antinasional (su uso más antiecolójico) del estado burocrático!

O sea qe ai unas mentiras de nasión qe sustituyen a las nasiones berdaderas. Más o menos qiere desir esto en premoderno: Las burocrasias ejemónicas desarticulan las unidades antropolójicas sobre las qe ejersen, se benden a sí mismas como unidades (artifisiales) 'superiores' (claro, por las ramas); i sustituyen el balor (de uso) de ser nasión por el balor (de cambio) de ser ejecutibo. Los 'estados' (de qietú) reclutan a 'nasionales' para qe agan sus papeles. I así cambiamos la Biblia por incunables. O sea, digo yo, qe ai qe joderse (perdonando la sangre).

Yo no soi surrealista, por mi madre. Realista del sur es Josémanueltorressantiago qe una bes discutió a Josemaríaruscalledabersedónis el tamaño de sus nombres, aunqe no solo por eso. Lo qe discuto arriba es una cosa nítida. Qe brinqe es inebitable, porqe está biba. ¡Ai Albisu, ai Karlmarx, la sangre yama [ensiende]!