Jue02202020

Last update11:41:01 AM

Atentados en París renuevan debate sobre campaña EE.UU. contra el EI

  • PDF

Washington- Los atentados en París, Francia, que provocaron 129 muertos y 352 heridos, reavivaron el debate en Estados Unidos sobre la estrategia de la Casa Blanca contra el Estado Islámico (EI).

Los principales programas televisivos dominicales de discusión política estuvieron signados por declaraciones de miembros del Congreso, expertos y exfuncionarios de los servicios de espionaje norteamericanos que expresaron su escepticismo sobre la efectividad de las acciones que lleva a cabo la coalición militar liderada por Washington en Siria e Iraq.

En ese sentido, los presidentes de los Comités de Inteligencia del Senado y la Cámara de Representantes, Richard Burr y Devin Nunes, respectivamente, coincidieron en el programa Face the Nation de la cadena televisiva CBS, en que Estados Unidos carece de una estrategia de lucha contra el EI en el Medio Oriente.

El presidente Barack Obama dijo que logramos contener las acciones de este grupo extremista, pero apenas 24 horas después supimos que no era exactamente así, señaló Burr, miembro del Partido Republicano.

Su correligionario Nunes expresó que el envío de 50 efectivos de las Fuerzas de Operaciones Especiales a Siria, según lo anunció Obama el 30 de octubre pasado, resulta insuficiente para enfrentar el conflicto, y esto no tendrá un gran impacto en la situación del campo de batalla.

Por otra parte, durante una entrevista en el dominical This Week de la televisora ABC, el congresista demócrata estadounidense Adam Schiff dijo que el EI logró adaptarse de forma exitosa a la campaña liderada por Estados Unidos, e inició una nueva fase letal.

Schiff, máxima figura del partido azul en el Comité de Inteligencia de la Cámara baja, añadió que esto significa un fracaso de toda la coalición que encabeza Washington, palabras que constituyen una señal del creciente desencanto bipartidista en el Capitolio con la actual política de la Casa Blanca en Medio Oriente.

Otros expertos echan en cara al Gobierno norteamericano que a pesar de los más de siete mil 900 bombardeos contra objetivos de los fundamentalistas en Siria e Iraq en poco más de un año, todavía estos irregulares mantienen un nivel considerable de capacidad combativa.

Para calmar un poco los ánimos, Ben Rhodes, viceasesor de seguridad nacional de Obama, señaló que los ataques del viernes en París deben servir para crear un mayor sentido de urgencia en la comunidad internacional respecto a la campaña antiterrorista y más apoyo a una solución diplomática al conflicto en Siria.

En una entrevista en Fox News Sunday, Rhodes aclaró ayer que la coyuntura actual no cambia la posición del jefe de la Oficina Oval de no enviar mayores contingentes de tropas terrestres al Medio Oriente, porque "esta no es la forma de enfrentar el problema".

Desde agosto de 2014, Estados Unidos y sus aliados llevan a cabo ataques aéreos contra blancos del EI en territorio iraquí, acciones que se extendieron a suelo sirio en septiembre de ese año, sin autorización del Gobierno del presidente Bashar Al Assad.

rob/rgh

Crédito foto: Contando Estrelas, www.flickr.com, bajo licencia de Creative Commons (https://creativecommons.org/licenses/by-nd/2.0/)