Lun11202017

Last update01:26:15 PM

comunicado de prensa: manifestación apoyo alma

  • PDF

EL CASO DE ALMA ABRIÓ LAS PUERTAS:

LAS FALLAS EN LA LEY DE MENORES Y VISIBILIZAR EL DISCRIMEN RACIAL EN PUERTO RICO

El Comité en Apoyo a Alma Yariela Cruz Cruz, convoca a una manifestación pasiva, el día jueves, 20 de julio de 2017 a las 8:00 a.m., frente al Centro Judicial de Carolina, en respaldo a esta niña de once años, que injustamente ha sido sometida a un proceso judicial y criminal. Ella pertenecía al Programa de Educación Especial en la escuela Dr. Modesto Rivera Riverai de Villa Carolina. La estudiante fue víctima de hostigamiento racial por ser negra, (bullyng), durante dos años y nadie hizo algo al respecto. Fue expulsada sumariamente de dicho plantel educativo, donde había cursado sus primeros años escolares, aparentemente sin el debido proceso.

Alegadamente cuando reaccionó para defender su dignidad como ser humano, es victimizada por el Estado. El gobierno a través de sus funcionarios que se supone la protejan, la ampararan y garantizaran sus derechos civiles, constitucionales y humanos, faltaron a su deber ministerial. El Departamento de Educación de Puerto Rico ha sido negligente permitiendo que fuera sometida a un proceso judicial.

De acuerdo a la noticia del día 31 de octubre de 2013, del periódico El Nuevo Día, “Piden remoción de director de la escuela de Carolina”, Alma no habría experimentado esta experiencia traumática, si el administrador escolar hubiese sido removido desde el 2012, cuando los padres y madres de dicha escuela se querellaron. Aparentemente, se evidenció que este no atendió el “bullying” racial violentando la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico que establece que la dignidad de ser humano es inviolable. Además, indica que contiene diferentes disposiciones que aseguran el establecimiento de un sistema de educación que propenda el pleno desarrollo de la personalidad, el fortalecimiento y respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales. El mismo documento, más adelante menciona que se debe proveer a los niños y jóvenes de la Isla con las herramientas necesarias para una educación de excelencia en un ambiente libre de hostilidades que propicie el enriquecimiento de su intelecto. También, la Ley Núm. 149 de 1999, Ley Orgánica del DE, según enmendad Ley Núm. 104 del 1 de agosto de 2016, en el Artículo 6 expone: “El Departamento de Educación diseñará el protocolo de manejo de casos de hostigamiento y / o bullying a nivel interno en los planteles escolares públicos”.

Al realizar un análisis, encontramos dos escenarios altamente preocupantes. El primero, el proceso judicial de una menor y el segundo, el discrimen racial. En primer lugar, con la poca información disponible, mediante los datos presentados en los medios de comunicación, se puede extrapolar que el enfoque es legal en cuanto a procesar menores a cualquier edad en el Tribunal, que incluye faltas en las escuelas. El caso de Alma abrió las puertas para mostrar las fallas referentes a procesar criminalmente un / una menor de edad en los Tribunales de Puerto Rico.

Este proceso judicial claramente presenta dicha situación y la exposición mediática logra la atención de la Legislatura Estatal para presentar enmiendas, al proponer una nueva ley de menores que fija los trece años como edad mínima para que un menor pueda ser enjuiciado por el Estado. En segundo lugar, es igual de importante el destacar y visibilizar el prejuicio racial en esta sociedad. Este caso desenmascaró realidades cotidianas, un elemento no es más importante que otro y no se desvinculan. La situación de Alma es muy lamentable porque el origen que la llevó hasta el Tribunal ha sido silenciado e ignorado, por lo menos mediáticamente y por otras instituciones que tenían el deber de vigilar que sus derechos fueran protegidos, en particular el DE. Según se enmendó la Ley de Menores en cuanto a la edad de ser procesado judicialmente, es igual de importante visibilizar el prejuicio racial en la sociedad puertorriqueña.

El libro Arrancando mitos de raíz, guía para una enseñanza anti-racista, es producto de un proyecto de investigación de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Cayey, este texto expone los resultados de dicho estudio confirmando que existe discrimen racial, institucional, internalizado e interpersonal en las escuelas de la Isla. Es un mito decir que en Puerto Rico todos somos iguales, bajo esa premisa se cometen todo tipo de acto racista en contra de los ciudadanos negros y negras, y esos actos quedan impune.

Comité en Apoyo a Alma