Mié09182019

Last update02:18:28 PM

Petición de Certiorari al ¨automatic stay¨ del Código de Quiebra según PROMESA

  • PDF


Del Valle Law

Lcdo. Carlos A. Del Valle Cruz

__________________________________________________________

12 de septiembre de 2018

COMUNICADO DE PRENSA

Se aneja la Petición de Certiorari solicitando que el Tribunal Supremo de Estados Unidos revoque la decisión del Primer Circuito aplicando el ¨automatic stay¨ del Código de Quiebra, según incorporado por PROMESA, para paralizar el caso de derecho civiles por violación de la libertad de expresión del Peticionario Rafael Pabón contra la pasada Admistradora de Tribunales (AOT), la Juez Llompart Zeno.

Pabón fue despedido por un blog ficticio en Facebook que describía sin mucho barniz el impacto de la implosión fiscal en Puerto Rico sobre la vida de los más afectados. La AOT lo despidió porque entendía que esas descripciones no eran apropiadas de un empleado judicial y dañaba la reputación de la judicatura. El caso se argumentó ante el Primer Circuito el 3 de noviembre de 2016, pero luego de un año, el Circuito paralizó el caso por tiempo indefinido, invocando el automatic stay de Quiebras, sin proveer ni una sola línea de análisis ni razonamiento,

Ante dicha decisión - que se pudiera utilizar para paralizar por tiempo indefinido todos los casos de derechos civiles en la isla - la petición de Pabón presentada por su abogado, Carlos Del Valle Cruz, alega la decisión del Circuito es una violación abominable de primer orden, pues nulifica los Casos Insulares que desde el 1901 al día de hoy, proveen que los ciudadanos americanos y otros residentes de Puerto Rico les cobija todos los derechos fundamentales de la Carta de Derecho. Estos derechos protegen a la persona en su libertad de expresión, de prensa, de religión, de protesta y los salvaguardan de la brutalidad policiaca. Segundo, la petición señálala que las acciones de derechos civiles no afectan el fisco estatal ya que se limitan a daños contra el funcionario en su capacidad personal, y no contra el funcionario en su capacidad oficial ni el ELA; o sea, ya que no solicitan daños contra el estado no comprometen los objetivos de PROMESA.

Según el Lcdo. Del Valle: De todos los casos decididos contra Puerto Rico, ninguna es tan denigrante como esta decisión del Primer Circuito, que en combo con PROMESA, reduce a Puerto Rico a una balsa en el Caribe, administrada por un Junta falta de representación electoral, el último peñón sin soberanía en la Tierra, un estacionamiento de consumidores donde se han suspendido los derechos fundamentales, y en una propiedad donde reinan, tras los bastidores del Congreso, los grandes acreedores institucionales que corren el nuevo imperio neoliberal. En fin, para fines federales, a menos que el Tribunal Supremo actúe, somo el territorio más castrado sobre la faz del planeta.