Lun07132020

Last update10:27:33 AM

COMUNICADO DEL CONCILIO PUERTORRIQUEÑO CONTRA EL RACISMO, INC. EN RELACIÓN AL HOMICIDIO O ASESINATO DEL AFROAMERICANO GEORGE FLOYD

  • PDF

Independent autopsy requested for George Floyd - ABC NewsEn la ciudad de Minneapolis al ciudadano estadounidense George Floyd le fue arrancada la vida por un policía blanco, apoyado por otros tres, en un cobarde acto de exceso de fuerza. Mientras Floyd estaba esposado con las manos en la espalda, lanzado al suelo y bajo custodia policial, un policía blanco lo asfixio presionando con su rodilla el cuello del ciudadano. Fue un acto vicioso, condenable desde todos los puntos de vista. Ese tipo de acción no puede ser la norma de las agencias de seguridad, entre ellas la policía, al detener a ciudadanos no blancos que resulten sospechosos de haber cometido un delito. Tampoco puede aceptarse como una forma de descargar el prejuicio racial.

El racismo es una ideología amparada en el rechazo, marginación y abuso contra seres humanos por motivos de alegada raza, tono de piel u otras características físicas. El racismo sigue rampante como ideología moralmente condenable, socialmente injusta y anti humana. Nada en la teoría o en la práctica justifica el comportamiento racista.

Nos solidarizamos con los familiares y amigos del señor George Floyd ante la pérdida dolorosa que sufren. Confiamos que los procesos judiciales no sean una farsa y que los cuatro criminales con uniforme directamente involucrados en el asesinato de Floyd reciban el máximo peso de la ley. La conducta de estos cuatro policías desmerece la función del cuerpo, que no es otra que la de servir y proteger a todos los ciudadanos.

La justa indignación sentida por amplios sectores del pueblo estadounidense y en todo el mundo, conlleva el uso del derecho constitucional a protestar pacíficamente. No obstante, la violencia debe ser frenada, dando paso al uso de vías que aseguren la terminación del racismo institucional en los cuerpos policiacos y el respeto pleno de los derechos humanos.

El Concilio Puertorriqueño Contra el Racismo lleva más de cuarenta años educando y concientizando para combatir el racismo y toda forma de discriminación racial en Puerto Rico, Estados Unidos y el Caribe. Nuestro compromiso es seguir hacia ese objetivo con ahínco y esfuerzo y alcanzar la meta de erradicar los comportamientos racistas dentro y fuera de Puerto Rico.