Mié09182019

Last update02:18:28 PM

Negociaciones sobre el clima, tortuoso camino a cumbre en París

  • PDF

Por Alfredo Boada Mola

La Habana- Con el bienestar y la vida en la Tierra en juego, la humanidad buscará un nuevo acuerdo universal en la próxima Conferencia de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático COP21 de diciembre en París.

El objetivo principal es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de forma que no afecten a los ecosistemas del planeta, en lo que constituye uno de los retos más grandes actualmente en todo el mundo.

Sin embargo, el camino de las negociaciones hacia el nuevo acuerdo climático, que mantenga el calentamiento global en el límite de dos grados Celsius en comparación con la era preindustrial (1850), ha sido muy tortuoso y complejo desde el mismo comienzo.

Y si no cambian las tendencias actuales de crecimiento de las emisiones, como advierten los científicos, la temperatura de la Tierra podría aumentar este siglo hasta cerca de cuatro grados Celsius.

Para muchos expertos, la conferencia de diciembre en París debería proporcionar un marco para la transición hacia sociedades de bajo carbono y economías capaces de soportar el actual cambio climático provocado por el desenfreno del hombre.

El tratado que se logre debería entrar en vigor en 2020 para la gestión de la alteración del clima que amenaza todas las sociedades y economías.

Antes del comienzo de la COP21 cada país debería publicar su contribución nacional a la reducción de emisiones, presentando los esfuerzos que se propone llevar a cabo.

Otro objetivo esencial que debe cumplirse es movilizar 100 mil millones de dólares anuales, una promesa realizada por los países ricos para ayudar en la adaptación climática de los países en desarrollo que ha sido reiteradamente incumplida.

Un tema también candente es que el grueso de las patentes y tecnologías para la adaptación y mitigación del cambio climático están en manos de países industrializados, y queda pendiente aún el asunto de cómo pueden acceder a ello los países en desarrollo.

Así, el demorado proceso de negociaciones para adoptar las medidas necesarias para paliar el calentamiento planetario, debido al efecto invernadero de los gases emitidos irracionalmente a la atmósfera, se torna en una negociación en extremo difícil.

En opinión de expertos como el abogado Orlando Rey, quien participa como parte de la delegación de Cuba en las negociaciones climáticas, la reducción de la emisión de esas sustancias contaminantes pasa por ajustar las economías y las sociedades.

Según Rey, en realidad esa mitigación se trata de cómo "combinar calidad climática con condiciones de vida".

En efecto, hay que cambiar la manera en que se produce y la matriz energética de los países, pero para muchas naciones el dilema está en cómo compaginar esa urgencia con las necesidades del desarrollo.

Escabroso asunto es sobretodo el concerniente al principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas entre los países ricos y los que están aún en desarrollo.

Mediante ese esquema, varios estados abogan porque las naciones industrializadas tengan una mayor carga en los compromisos de mitigación, habida cuenta de que han sido los mayores emisores históricos de gases de invernadero a la atmósfera, y por ende los máximos responsables del actual cambio climático.

Por otro lado, muchas pequeñas islas del Pacífico, de estructura volcánica y que apenas superan el metro sobre el nivel del mar, están en riesgo de desaparecer bajo el agua por los efectos sobre el clima.

Mientras, por el contrario, también hay Estados que ganan con el calentamiento global en un corto plazo, como algunos países muy fríos de Europa que verán incrementada su superficie agrícola.

En estos momentos se está discutiendo el texto del futuro acuerdo en París, cuyo órgano de negociación es la llamada Plataforma de Durban. Debido a las complejidades del tema todavía no existe un documento final. Hay borradores que deben ser simplificados en un nuevo pergamino, que aún no está suficientemente claro.

Recientemente, tuvo lugar en Bonn, Alemania, la penúltima discusión del documento. Se juntaron los 195 países de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en una de las sesiones del Grupo de Trabajo sobre la Plataforma de Durban para una Acción Reforzada (ADP 2-10).

Se trata de la antepenúltima reunión de las Partes previo a la COP21, del 30 de noviembre al 12 de diciembre en París. La próxima tendrá lugar también en Bonn en octubre.

acl/abm

Crédito foto: geralt, www.pixabay.com, bajo licencia de dominio público