Sáb11182017

Last update08:57:06 PM

Invasiones biológicas marinas en la mira de un nuevo proyecto global

  • PDF

La Habana, 28 ago (PL) Agencias de Naciones Unidas (ONU) unen esfuerzos en un nuevo proyecto mundial para contener las invasiones biológicas marinas propagadas mediante las embarcaciones por diversas partes del orbe.

A juicio de la Organización Marítima Internacional (OMI), contrarrestar las incrustaciones de organismos acuáticos en los cascos de los buques es 'un paso fundamental' para proteger la biodiversidad marina y tiene el beneficio adicional de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, pues se reduce también la resistencia de los navíos.

La iniciativa de asociaciones GloFouling está en manos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (Fman), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) y la OMI, indicó un anuncio institucional a inicios de agosto.

Según la información, el proyecto abordará la transferencia de especies acuáticas producida por la contaminación biológica; es decir, la acumulación de organismos en las estructuras y la superficie del casco de los barcos por debajo de la línea de flotación.

Uno los objetivos fundamentales será la implantación de las directrices de la OMI para el control y la gestión de la contaminación biológica de los buques, que facilitan orientaciones sobre cómo reducir la transferencia de especies acuáticas invasivas.

Investigaciones internacionales evidencian las repercusiones socio-económicas y medioambientales del fenómeno, con daños directos a las pesquerías, la maricultura, y la infraestructura costera, entre otros, lo que pone en peligro los medios de vida de las comunidades costeras.

Al decir de la fuente, el GloFouling se sustenta en el éxito del proyecto de asociaciones GloBallast, que tuvo como propósito crear capacidades para implantar el convenio sobre la gestión del agua de lastre.

El nuevo proyecto, con un respaldo financiero de 6,9 millones de dólares, ayudará a reducir la contaminación biológica transfronteriza, aseguró el director de la división del medio marino de la OMI, Stefan Micallef.

Su nombre completo será 'Establecimiento de asociaciones para ayudar a los países en desarrollo a reducir al mínimo los efectos de la contaminación biológica acuática (asociaciones GloFouling)', precisó.

En opinión del directivo del Pnud Andrew Hudson, el proyecto GloFouling 'brinda una oportunidad excelente para abordar uno de los vectores restantes clave para la transferencia de especies acuáticas invasivas, que tiene considerables efectos sobre las economías y los medios de vida'.

GloFouling es el sucesor natural del Proyecto de Asociaciones GloBallast, que concluyó recientemente 'tras suministrar una serie de importantes logros en la reducción de la transferencia de organismos acuáticos perjudiciales a través del agua de lastre de los buques', estimó.

Para Chris Severin, especialista de Fman, 'la implantación del Proyecto GloFouling será clave en la batalla contra las especies acuáticas invasivas, y no sólo implicará ecosistemas marinos más saludables y robustos; también tendrá efectos positivos sobre las oportunidades económicas y los medios de subsistencia de millones de personas.

De acuerdo con datos de Naciones Unidas, los océanos ocupan tres cuartas partes de la superficie de la Tierra, contienen 97 por ciento del agua y representan por su volumen el 99 por ciento del espacio vital del planeta, lo que denota su relevancia.

Además, contienen cerca de 200 mil especies identificadas, absorben aproximadamente el 30 por ciento del dióxido de carbono producido por los seres humanos, y son la fuente primaria de proteínas para más de dos mil 600 millones de habitantes, cuyo sustento depende de ello.

Sin embargo, diversos factores atentan contra ese patrimonio, lo que podría dar lugar a una 'catástrofe mundial', alertó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en la Conferencia sobre los Océanos, celebrada en junio del presente año.

'Tenemos que dejar a un lado las ganancias a corto plazo para prevenir una catástrofe mundial a largo plazo', dijo el alto funcionario.

El aumento del nivel de los océanos amenaza países enteros, la industria de la pesca se hunde en algunos lugares y los ecosistemas costeros se ven gravemente afectados por la pesca, la extracción minera, el transporte marítimo y el turismo, subrayó Guterres.

mem/mjm