Sáb07112020

Last update11:13:20 AM

Canal de Panamá incrementó ingresos y cargas en enero-abril 2020

  • PDF

alt(Panamá) En el primer cuatrimestre de 2020, el canal de Panamá logró ingresos y volumen de carga transitada por encima de las cifras de enero a abril de 2019 con menos cruce de buques, se conoció hoy.

Datos anticipados por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (Inec) arrojan que, contrario a pronósticos de posibles afectaciones por crisis del comercio mundial generada por la pandemia de Covid-19, creció el paso de las naves de gran porte Neopanamax, con más capacidad per cápita.

En todos los meses analizados por Inec, la cantidad de megabarcos que hicieron la ruta crecieron con relación a 2019, totalizaron mil 108 y pagaron unos 475 millones de dólares en peaje, que representaron 15,4 por ciento más que en igual cuatrimestre del año anterior, con un notable aumento del volumen de carga a bordo.

Los puertos panameños tuvieron similar comportamiento y en su conjunto crecieron en una cuarta parte en las toneladas métricas movilizadas al comparar el mismo período de ambos años y también crecieron en 16,9 por ciento los TEU´s (contenedores de seis metros) manipulados, que totalizaron unos 2,6 millones.

Tanto en el canal como en las radas ubicadas en los océanos Atlántico y Pacífico, se produjo un descenso desde enero con una notable caída en marzo, aunque los resultados fueron superiores al año precedente, e inmediatamente se inició la recuperación en abril.

En los indicadores económicos de Panamá este año, la caída en 67,7 por ciento la venta de combustible automotor y el 94 del fueloil (conocido aquí como Búnker C) en el cuarto mes de 2020, ilustra la parálisis del país inmerso desde mediados de marzo en un obligado confinamiento para protegerse de la crisis sanitaria.

Al analizar en abril las cifras consumidas de gasolina y diésel, por ejemplo, la baja en las ventas fue menos de la mitad de enero de este propio año y unos dos tercios menos comparado con el mismo mes de 2019; peor suerte tuvo el Búnker C, empleado en termoeléctricas, calderas de vapor y hornos, cuyo uso cayó en picada entre enero y abril.

La apertura en mayo de algunas actividades productivas y comerciales, y el reinicio del transporte masivo de pasajeros debe cambiar este panorama, aunque muchas empresas no están en posibilidades de apertura por problemas financieros o lo harán a poca capacidad.

El pequeño mercado doméstico se verá disminuido, además, por el desempleo cuyos pronósticos oficiales superan el 20 por ciento de los trabajadores, que se reflejará en el incremento de la pobreza y, por tanto, en la disminución del consumo, en una economía donde el comercio es uno de los pilares principales que la mueve.