Mar04252017

Last update02:23:21 PM

  • ja-news-1
  • ja-news-2

Boricua Acosta noquea; ahora a pelear por un título mundial

  • PDF

(San Juan, 5:00 p.m.) Parece que a Angel “Tito” Acosta nadie le dijo que los púgiles peso minimosca no tienen pegada. Acosta noqueó al namibio Japhet Uutoni en la décima vuelta tras tirar a su rival a la lona cinco veces en un combate celebrado durante el fin de semana.

En primera fila viendo la pelea estelar de una cartelera en la ciudad de Caguas presentado por Miguel Cotto Productions estaba Kosei Tanaka, el campeón minimosca de la Organización Mundial de Boxeo, quién tendrá que enfrentarse a Acosta en una defensa de título mandatoria.

Lo de la pegada de Acosta no es chiste; mejoró su marca a 16-0 con 16 victorias por la vía del sueño. Uutoni, quién demostró una valentía increíble, cayó a 12-2. Había dicho en el pesaje que no venía de tan lejos para perder, pero tuvo que hacer maravillas para sobrevivir. Tres veces lo salvo la campana. En el décimo, cuando visitó de nuevo la lona, el peleador de Namibia, se levantó a duras penas y tambaleándose protestó la decisión del árbitro Roberto Ramírez de darle fin al match. Sin embargo, mientras protestaba perdió el balance y cayó contra las cuerdas, lo que hizo aún más claro su mal estado.

Si no fuese porque pelea en un peso tan bajo (la categoría minimosca tiene un límite de 108 libras) quizás Puerto Rico podría tener en Acosta el segundo “Tito”. Me refiero al tres veces campeón, Félix “Tito” Trinidad, quién protagonizó la última época de oro del boxeo rentado en Puerto Rico. Miguel Cotto, otro multi-campeón quien se mantiene activo, no se queda atrás en sus logros aunque no goza de la popularidad de Trinidad, quién fue el querendón del boxeo boricua.

Acosta, mientras tanto, dijo sentirse satisfecho con haber peleado a diez asaltos por primera vez. Añadió que Uutoni fue un rival difícil con un estilo incómodo. De todas formas, la contienda fue del agrado del público, no solamente por las cinco caídas sino por los intercambios de golpes en el medio del ring. Fue a palo limpio de principio a fin.

Puerto Rico ha tenido buena representación en los pesos bajitos. El más destacado, Iván Calderón, quien domino dos categorias, la minimosca y la mosca, solo agrupó seis nocauts en 39 combates, pero era un boxeador de un depurado boxeo. Ya el otro Tito tiene 16 nocauts. No tiene la técnica tan especial de Calderón pero demostró buenas destrezas del boxeo en su pelea contra el namibio.

Ahora a ver si Puerto Rico puede tener otro campeón mundial de boxeo en tiempos de sequía.