Mar04252017

Last update02:23:21 PM

  • ja-news-1
  • ja-news-2

Puerto Rico derrota a los Estados Unidos, al imperio

  • PDF

En lo que pasará a la historia como uno de los juegos de béisbol clásico, es decir para materia de estudio entrada por entrada, el equipo de Puerto Rico venció en marcador mínimo de 6 carreras por 5 a la novena de los EE.UU. en el Clásico Mundial de Béisbol 2017. El juego celebrado ante casa llena en el Petco Park de San Diego, California, EE.UU., los boricuas demostraron simplemente que la dirección nacional a cargo del patriota deportivo Edwin Rodríguez, fue superior a la de su contraparte, el norteamericano Jim Leyland.

El juego que inició en el primer inning con cuatro carreras a una, a favor de los boricuas, se fue acercando progresivamente, al punto que en el quinto inning se encontraba 4 a 3. En el sétimo inning, en una combinación de errores por parte de la novena de los EE.UU., robos de base de la novena boricua, y un lanzamiento equivocado del boricua jugando para los EE.UU., Nolan Arenado, permitió que el marcador cerrara 6 carreras por 3. Pese a ser una combinación más cómoda para los boricuas, los norteamericanos demostraron tener una mejor alineación en el picheo, y sobre todo una capacidad de batear que nunca se detuvo.

El partido se mantuvo estático 6 a 3 a favor de Puerto Rico, hasta la primera parte de la novena cuando vino al turno al bate la selección de los EE.UU. Edwin Rodriguez había realizado tres cambios de lanzadores, algunos que parecieron innecesarios o repentinos. Pero trajo para el cierre al joven de 22 años, Edwin “Sugar” Díaz, quien lanzando a sobre 95 millas, ya al final de la jornada con un control escénico ambivalente, permitió dos bases por bola y un triple de Brandon Crawford, lo cual puso el marcado 6 carreras por 5.

Todo Puerto Rico en ese momento se detuvo. El Putco Park, la sección donde los boricuas cocaban plena, se detuvo también. Ahora bien, cuando Díaz, quien había acumulado dos out antes del triple de Crawford hizo el último lanzamiento ponchando al bateador, Puerto Rico como San Diego estallaron en alegría.

Reconocemos que ha sido el juego más técnico de todos los que van en esta serie. El equipo de los EE.UU. era superior a otros con los cuales los boricuas se midieron. Pero tanto Rodríguez como Leyland demostraron que en el béisbol el coach es una pieza esencial y fundamental.

Ante el patriotismo que siempre nos ha demostrado Edwin Rodríguez, tanto frente al micrófono, en su comportamiento y en su propia página/portal en las redes sociales, no nos cabe la menor duda que anoche, Puerto Rico “derrotó al imperio”. ¡Bravo!