Jue10192017

Last update05:11:08 PM

¿Qué las cosas nacionales no son incumbencia del deporte?

  • PDF

altHoy no habrá juegos de la Liga de Baloncesto Superior Nacional (la liga) debido a la huelga nacional, que responde a un llamado por reclamar los derechos que nos competen como pueblo en cuanto a nuestra economía, cultura, y ¿por qué no decirlo? nuestra identidad.

¿Que qué tiene que ver la crisis nacional que vivimos hoy día en la Isla del Encanto? La respuesta en nuestra dignidad y nuestro futuro, todo enmarcado en un proyecto nacional. Despreocúpense que Aguada, Humacao, Quebradillas y hasta de Ponce, que es un equipo emblemático en nuestro baloncesto apoyaron el Paro Nacional.

De esta liga es que salen los hombres que visten el uniforme con nuestra bandera. Hay quienes no se acuerden de que fue esta misma liga la que le quitó el tabú a llamarnos nación—señores a llamar a nuestros equipos lo que eran, una representación nacional.

¡Y diga usted que no somos nación! Pocos se acuerdan que fue en los 1980 que tuvimos el atrevimiento de llamar a nuestros equipos, “nacionales”. Es increíble, pero tomó tanto tiempo en llamarnos nacionales en el deporte, aunque la autonomía olímpica la teníamos desde 1948.

Miren a lo que pasó hoy. No condenen. Es que surge que extranjeros nos quieren destruir. Al llamado al Paro Nacional, la liga respondió a su deber patriótico. No me digan si fue que algunos peludos y barbudos tiraron piedras y dañaron propiedad. Ante la injusticia, que cada cual se exprese. A la liga le tocó suspender los juegos, a las uniones, que no han hecho otra cosa que buscarle justicia a sus miembros y a los estudiantes, alzar su voz.

Cada cual, con su grito, pero que nadie se olvide que fue primero el deporte en donde nos atrevimos reclamar nuestra propia identidad (o repito por si acaso). La liga no promueve la violencia, pero no se les puede culpar a los que gritan y piden con coraje que no nos aniquilen como nación.