Jue10192017

Last update05:11:08 PM

Ricky Muñiz: de aficionado en surfing a diseñador de tablas

  • PDF

(San Juan, 5:00 p.m.) Ricky Muñiz Barreto apenas tenía ocho años de edad cuando le regalaron su primer “surfboard”. Realmente la usé unas cuantas veces, pero como estaba dedicado a otros deportes, en ese momento no tomé el surfing muy en serio, nos dice Ricky. Fue ya en universidad cuando retomó este deporte. Ricky estaba en la Escuela de Artes Plásticas de San Juan haciendo estudios en diseño industrial. Él quería hacer su tesis en un tema relacionado con la navegación. Así un verano se propuso fabricar su primera tabla para experimentar con distintos materiales. Una vez la probó en el mar, su pasión por este deporte revivió. Su tesis fue diseñar y construir un velero basado en la yola Aguadillana. Recientemente viajó a Sri-Lanka con sus tablas para surfear.

Puerto Rico es considerado como la versión caribeña de la costa norte de Hawaii. Aquí tenemos buenas condiciones para practicar el surfing todo el año. La temporada alta para los surfers en la Isla es de octubre a abril, nos comenta Ricky. Aunque se puede surfear en muchas partes de la Isla los mejores lugares se encuentran en la costa noroeste, que incluye Rincón, Isabela y Aguadilla. En el área de San Juan se practica el deporte en la playa Aviones y la de Tocones en Piñones, en La Punta en Condado, La Ocho en el Escambrón y en Pine Grove en Isla Verde.

En la Isla hay muchos buenos surfers profesionales. No obstante, hay muchísimos aficionados a este deporte. Es a este nicho donde Ricky dirigió su mirada. Su pasión hacia este deporte y su entrenamiento en diseño industrial lo llevaron a diseñar tablas artesanales y únicas. Al principio cuando empezó a surfear con tablas de su propio diseño, otros surfers aficionados lo miraban con cautela y hasta lo embromaban. No pasó tanto tiempo cuando se le acercó un comerciante local con tienda de surfing para pedirle que le fabricara una. En 2014, Ricky abrió su propio taller donde diseña sus propios modelos y los mercadea. Él diseña y fabrica “tablas alternativas” y hace trabajo artístico elaborado en resina con técnicas tradicionales para crear long boards (tablas de 9'), fun boards (tablas de 7' a 8') y fish boards (tablas de 5' a 6'). Cada diseño es hecho por pedido y a gusto del surfer particular. También Ricky trabaja en conjunto con talleres de surfing en California y Nueva Jersey. Allá ha trabajado con fabricantes de renombre internacional como Jerry López, Dave Parmenter, Ryan Lovelace, entre otros.

Aunque Ricky no diseña tablas para competencias, surfers profesionales como Ricardo Luque, Otto Flores, Leonel Malavé y Amy Murphy, entre otros, han corrido sus tablas y lo ayudan a evaluar el movimiento, velocidad, la maximización de olas corridas y flotación. Aunque no hay una fórmula perfecta con su experiencia como surfer y el insumo de sus amigos, Ricky crea unas referencias para mejorar el producto que le ofrece a los surfers aficionados.

Ricky es un joven boricua y empresario que ha hecho de su pasión su estilo de vida. En esta época donde Puerto Rico tiene que re-inventarse es refrescante conocer jóvenes creativos y aventureros como Ricky, que se embarcan en proyectos de vida que los apasionan. Con su aportación Ricky promueve el surfing que es una industria deportiva fuerte en esta Isla. ¡Adelante y éxito!