Lun05292017

Last update11:48:41 AM

¡John Velázquez de nuevo en el Kentucky Derby!

  • PDF

altalt(San Juan, 11:00 a.m.) El jinete boricua John Velázquez es como el buen vino—hay que dejarlo envejecer un poco para que tenga el mejor gusto posible. Always Dreaming, con su mezcla de gracia y fuerza, es el epítome del equino de carrera, y es por eso que con Velázquez en la monta se apuntó ayer el afamado Kentucky Derby.

El Derby, aunque es sólo la primera pata de las carreras de la Triple Corona, es la más mentada. No sé si esto se debe a la elegancia que puede mostrar la alta sociedad del Sur de los Estados Unidos o lo añejo del evento, pero es el más visto de las tres carreras. Faltaran dos eventos más, pero la que marca el equino a ganarle es esta--el Kentucky Derby.

Always Dreaming cubrió un cuarto de milla en 2:03.59 para superar a Looking a Lee y Batttle Of Midways, los dos ejemplares que lo siguieron más cercanamente a la meta. Es la segunda vez que el jinete de 45 años conduce a un guerrero de la pista a la victoria en el Kentucky Derby, la primera siendo en el 2011 con Animal Kingdom. Pero, aunque sin duda es una hazaña que un atleta de tanta edad compita favorablemente en un nivel tan alto, los jockeys tienden a montar muchos años. No sé, si esto se debe a que su reducida estatura le facilitan mantener un peso suficientemente bajo para garantizarse una buena monta.

Faltan las carreras del Belmont en el estado de Maryland y el Preakness en las afueras de la ciudad de Nueva York para llevarse la Triple Corona, pero con la victoria en el Derby, todos los ojos hípicos en los Estados Unidos caerán sobre Always Dreaming el sábado que viene en la carrera de Belmont. Ayer, el equino no hizo quedar mal a los apostadores, siendo el favorito en el evento.

Velázquez ya está en el Salón de la Fama del hipismo norteamericano. Quizás sea uno de los mejores atletas boricuas de todos tiempos, pero por alguna razón su nombre no causa algarabía en su isla de Puerto Rico. Sea como sea, vamos a estar pendientes el sábado que viene al Belmont. El que un ejemplar gane los tres eventos no pasa frecuentemente, una razón más para el que es hípico (y el que no lo es tanto) vea el evento.