Mar08222017

Last update04:38:01 PM

La liga de BSN en el cuarto juego de final: ¿todo es violencia?

  • PDF

(San Juan, 11:00 a.m.) La liga de Baloncesto Superior Nacional (BSN) está ya en su etapa final, a ley de dos o tres partidos para concluir la temporada 2017. Contrario a temporadas anteriores, esta jornada se ha caracterizado, en particular en la etapa post-temporada, en una altamente conflictiva, con violencia verbal, física, tanto por parte de la fanaticada, los jugadores y los administradores de equipo. Los hechos están puestos sobre la mesa y no es necesario pasar revista de todos ellos.

Ahora bien, lo interesante es que en las últimas semanas hemos sufrido de insultos racistas contra jugadores de clara tes negra, afro-descendientes y en algunos casos extranjeros. En esta medida, vimos varios incidentes, contra jugadores de los Vaqueros de Bayamón y los Capitanes de Arecibo, y la reacción institucional, fue por decir lo mínimo tímida.

No obstante, hemos visto la violencia verbal por parte de la fanaticada, ya en varios casos, y nos ha parecido que tanto la reacción de las franquicias, así como de los administradores de la liga BSN, ha sido también muy tímida. Salvo los Capitanes de Arecibo, que le hablaron a su fanaticada y las celebraron por “ser la mejor del mundo”, no vemos mucha reacción efectiva y ni asertiva por parte de las organizaciones que producen y se lucran del baloncesto superior en Puerto Rico.

De otra parte, donde si hemos visto reacciones fuertes y contundentes, ha sido en la imposición de multas a los jugadores y a los administradores de los equipos, por la violencia verbal o física que estos han generado. En esa medida, varios jugadores de los Capitanes de Arecibo, así como de los Piratas de Quebradillas, ambos compartiendo la serie final de la liga, se encuentran ante procesos disciplinarios donde se les impuso el pago de multas. De igual forma algunos administradores de los Capitanes de Arecibo, se encuentran en situación similar.

Lo interesante es que las multas se ven como procesos administrativos normales, con los cuales hay que vivir. Mientras, no se ve un manifiesto rechazo a todas las violencias que año han tomado control de la cultura deportiva de la liga de Baloncesto Superior Nacional. ¿Qué hacer? Pensemos.