Fin de una era: Luis Varela se retira de la radio deportiva

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Tuve el privilegio de conocer y trabajar con Luis R. Varela, un fajón de las noticias desde que se estableció en Puerto Rico de su natal provincial de Matanzas en la hermana isla de Cuba. Varela, como lo conocía todo el mundo, había llegado por primera vez a Puerto Rico huyendo del terror del dictador Fulgencio Batista. Volvió por unas semanas a Cuba cuando se dio la Revolución Cubana, pero decidió ir de nuevo a la tierra donde crió cinco hijos. Temprano en mi carrera de periodista conocí a Varela y supe lo bravo que era cuando buscaba información para una noticia. El individuo era sencillamente un león.

Trabajamos ambos para la agencia de noticias The Associated Press (AP). El firmó artículos al lado del logo de AP por décadas, mientras que yo por solo por unos años. Mi introducción a Varela fue temprano en mi carrera-- en Santiago de los Caballeros de la República Dominicana durante unos Juegos Centroamericanos. Un día decidí coger pon con Varela, el ya veterano de noticias y yo un cachorro arduamente tratando de conocer como buscar y cubrir noticias. Para ese tiempo yo laboraba con The San Juan Star, cliente de la agencia de noticias AP.

Ese día pasé un tremendo susto. Yo juraba que nos iba a arrestar la policía dominicana. Resulta que nos encontramos en un tremendo tapón de automóviles, aparentemente culpa de unos policías que estaban tratando sin éxito de dirigir el tráfico. Cuando por fin avanzamos, Varela le grito un policía, “oiga que humos tiene usted; ¡hacer esto en medio de unos Juegos Centroaméricanos!”.

Es que así se ponía Varela al momento de cubrir noticias. Por suerte no llegamos tarde a la cancha donde nos dirigíamos. Sea como sea, Varela iba a conseguir la noticia. Confieso que nunca he tenido las agallas que tiene todavía Varela, pero aprendí mucho de él.

Cuando se retiró de la AP, siguió con su programa de radio en la Ciudad Señorial se Ponce hasta que anunció la semana pasada a sus 79 años que dejaría su programa el mes que viene.

No se puede escribir de Varela sin decir que fue el primer reportero en anunciarle a Puerto Rico la ejecución policíaca en el Cerro Maravilla de unos jóvenes independentistas, a quienes un agente encubierto había llevado a una emboscada. Acto seguido del derramamiento de la sangre, el entonces gobernador Carlos Romero Barceló proclamó héroes a los policías asesinos. Después con los años se supo que fue todo una emboscada y que la ejecución de las dos víctimas había ocurrido cuando estos estaban de rodillas rogando por su vida. ¿No les digo que Varela era el fajón de noticias más grande de Puerto Rico? Disfruta tus nietos Varela, ya le has dejado el corazón a Puerto Rico.