Mar09182018

Last update08:46:57 AM

Arecibo 83, Bayamón 76, se empata la Serie Final del BSN

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) De la misma forma que Jerry Rivas dice en un soneo “para la niña como para la señora” en torno a la salsa de El Gran Combo, también el baloncesto en Puerto Rico es tan bueno para el público en general como para lo especialistas. Anoche, en el cuatro partido de la Serie Final del Baloncesto Superior Nacional, los Capitanes de Arecibo lograron al final del cuarto parcial, imponer su liderato y vencer a los Vaqueros de Bayamón, con marcador de 83 puntos a 76. Consistente con lo que ha sido esta Serie Final, el partido fue un evento extraordinario.

Por los ganadores se destacaron Walter Hodge (15 puntos), Devon Jefferson (20 puntos) y David Huertas (22 puntos). Huertas tuvo una noche muy efectiva, en comparación con el tercer partido, y su disposición y ánimo para con el equipo fue excelente. Mientras, Jefferson impulsó una jugada de tres puntos (canasto bajo el aro y tirada libre luego de la falta) que literalmente hablando le dio una ventaja de 4 puntos a los Capitanes de Arecibo restando apenas 21 segundos de juego.

Ojo, pero faltando 21 segundos el partido estaba comenzando. Un fanático desde las gradas de preferencia, lanzó una botella de agua, lo cual dio paso a detener el partido, y el director técnico de Bayamón, Nelson Colón, entró en una reacción muy aguerrida alegando que lo igual no es ventaja, y que la situación ameritaba una falta técnica a los Capitanes de Arecibo. La postura asumida por los árbitros no fue esta, lo cual creó un ambiente de tensión tanto en el público como en los jugadores.

Dicho esto, los Vaqueros de Bayamón tomaron la ofensiva, e intentos de Javier Mojica (12 puntos) así como de Javier González (3 puntos) fueron infructuosos. Pese a estos intentos la noche había sido de Ike Diogu (13 puntos) y Damion James y Benito Santiago (15 puntos cada uno) e Ismael Romero (10 puntos). Pese a todo, erraron consistentemente en estos últimos segundos de juego, y los Capitanes de Arecibo tomaron el balón nuevamente y faltando a penas un segundo de juego David Huertas lanzó un bombazo de tres puntos, el cual encesto y culminó el partido con victoria para su equipo.

No fue un juego fácil. Distinto a los otros tres partidos, Bayamón ganó el primero y tercer parcial, mientras Arecibo se impuso en el segundo y el cuarto. Nadie tuvo control y ventaja amplia, salvo Bayamón que en el tercer parcial logró una ventaja de 11 puntos, la cual fue rápidamente controlada por Arecibo.

La conferencia de prensa post-partido, fue nuevamente y de forma consistente con las anteriores tres conferencias, todo un lujo. En esta ocasión Nelsón Colón, el director técnico de Bayamón, no produjo las estadísticas con las cuales tiene acostumbrado a la prensa. Simplemente argumentó que perdieron el juego, porque “no jugamos para ganarlo. Jugamos para perderlo”. En la lógica de Colón, Bayamón tuvo todas las oportunidades para ganar el juego, dado que vinieron agresivos y en la ofensiva en todo momento, pero la suerte no estuvo de su lado.

Mientras, Rafael “Pachy” Cruz, explicó que este es el mejor juego que han jugado, dado que por los indicadores defensivos y ofensivos, lo hicieron todo bien. Tal vez el dato más curioso de su análisis, fue que en la noche de ayer, Cruz explicó una teoría de métrica y aritmética de los Capitanes, que mientras mantengan a su oponente lejos de puntuaciones de 100 puntos, ellos siempre ganan. Es decir, los 76 puntos de Bayamón, justifican el triunfo de Arecibo.

Ambos dirigentes de forma separada coincidieron que el receso impuesto por la FIBA es un error para la liga y para el torneo. Crea un espacio vacío, el primero en la historia del básquet boricua, que nadie sabe como termina la historia. De igual forma ambos dirigentes estuvieron de acuerdo que el lanzamiento de objetos a la cancha no es tolerable y que se debe repudiar. Como indicó Cruz “este es nuestro trabajo, y vinimos a trabajar. Los objetos nos pueden causar lesiones innecesarias”. Este comentario en clara alusión que el comportamiento de los fanáticos crea un riesgo ocupacional innecesario.

En fin, que estamos ante el mejor básquet del continente americano. Puerto Rico tiene, fuera de la NBA en los EE.UU. posiblemente la mejor liga de la región a orgullo nuestro. Ante esto, y mensaje a la gerencia de los Capitanes de Arecibo, mientras los boletos de entrada sean tan caros, el pueblo trabajador, no podrá participar. Deberían los apoderados imponer un tope al valor de la venta de boletos, toda vez que pese a la buena calidad del partido, es objetable ver las gradas superiores de Arecibo, casi vacías Pensemos, todo por el básquet. Pensemos.