Ir a Lima 2019, auspiciado por los “donativos”, ¿es eso un proyecto de país?

alt(San Juan, 9:00 a.m.) En el día de ayer la fundación Antonio Faz Alzamora (AFA) del exsenador del mismo nombre, llevó a cabo una serie de donativos a deportistas destacados de alto rendimiento, bajo el manto del Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR). La idea, muy meritoria, está enmarcada en el predicado que ante la crisis económica por la cual atraviesa el país, los ingresos de COPUR han mermado, y por ende el sector privado debe ayudar a subvencionar la gestión deportiva del país.

En este contexto, y según el parte de prensa de COPUR “Los deportistas agraciados fueron la olímpica en heptatlón Alisbeth Félix Boyer, el taekwondoista doradeño Jorge A. Hernández y los caborojeños Adrián José Muñoz Rodríguez de tiro con arco y la judoca Jocelyn Báez Miranda. Félix y Hernández son parte de la Delegación de Puerto Rico para los Juegos Panamericanos de Lima 2019. Mientras, Muñoz y Báez están escalando sus espacios en sus respectivas selecciones nacionales participando en eventos internacionales”.

No es posible criticar al que da. Lo que sí es criticable o cuestionable es el pensar desarrollar un país a partir de donativos, dadivas y la privatización de los recursos económicos. Sea el sector corporativo, o el sin fines de lucro, se trata de procesos de privatización de los recursos, lo cual hace cuestionable el fil último que es tener un proyecto de país.

Ante esta situación, donde la tendencia del COPUR desde el 2012, es garantizar sus ingresos, en adición a la diezmada ayuda gubernamental, a partir de donativos privados, urge pensar y reflexionar si no existe otra ruta. Posiblemente, el desarrollo de la explotación de recursos naturales para subvencionar el deporte; o una tasa impositiva de recaudos solo para el deporte; o la producción de productos de primera necesidad que subvencionen el deporte, son algunas alternativas que se pueden explorar.

Lo que no podemos es continuar impulsando una cultura de dependencia, de vivir de donativos y dádivas. No podemos. Pensemos.