Dom07212019

Last update10:02:25 AM

Mónica Puig vive su mejor momento en Wimbledon

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m.) Espero no precipitarme en celebrar, pero la tenista puertorriqueña Mónica Puig está teniendo su mejor año desde que ganó la medalla olímpica en 2016. Se que fue rápidamente eliminada en los pasados dos torneos preparatorios para la joya de todos torneos que es Wimbledon.

Ayer, Puig obtuvo un triunfo en la primera ronda del torneo, venciendo a la eslovaca Anna Karolina Shmiedlova, 5-7, 6-4, 7-5 en un match que duró dos horas con 35 minutos. Lo que me llama la atención es que Puig no se frustró y pudo vencer la adversidad tras dejar caer el primer set. Noto que Puig rara vez rebota después de perder un primer set. Esto para mi indica que la boricua ha mejorado su concentración tras contratar su cuarto coach, lo ocurrió en enero.

Puig no ganaba en el All England sede de Wimbledon, desde el 2013 cuando llegó a los octavos de finales. La tenista falló hace dos meses en llegar a los octavos de finales del Abierto de Francia. Dada su pasada trayectoria, avanzó más de lo esperado.

El match de ayer, Puig acertó el 73 por ciento de los break points. Su contrincante de ayer estaba rankeada solo en la posición 87 y Puig número 52. La puertorriqueña rompió con su tendencia de perder ante tenistas que están muy por debajo de ella en el escalafón de la Women’s Tennis Association (WTA), tendencia que ha dejado a seguidores del deporte rascándose la cabeza. No me cabe la menor duda que está más enfocada de lo que ha estado en los últimos dos años y menos. El problema de Mónica, pienso yo, está en su cabeza. La tenista también ha sufrido par de lesiones en mis últimos dos años lo que ha pesado sobre su carrera.

Ahora, se enfrenta a la tercera rankeada del mundo, la checa Karolina Pliskova, que viene de ganarle a la china, 6-2, 7-6. (4). Es hueso difícil de roer, no hay duda, pero para ganar la medalla olímpica supero a las primerísimas del mundo. Lo esperado es que caiga ante la checa, pero algo me dice que la va superar. Se que me estoy “esmandando” y quizás tiene algo tiene que ver con que soy boricua también. Si pierde Mónica, tiene el resto del año para avanzar en el escalafón de la WTA.