Dom07212019

Last update10:02:25 AM

Los Santeros pasan a las finales de BSN por primera vez en la historia

  • PDF

alt(San Juan, 2:00 p.m.) Tiros libres de John Holland y Rigoberto Mendoza de los Santeros de Aguada, le hincaron los clavos en la cruz a los Piratas de Quebradillas y sellaron una victoria, 76-72, en un juego intenso de principio a fin, tanto ofensiva como defensivamente, anoche en la Cancha Ismael “Chavadillo” Delgado de Aguada. Con el triunfo, los Santeros se llevaron una de las series semifinales del La Liga de Baloncesto Superior de Puerto Rico (BSN).

Es la primera vez en la historia de la franquicia que logra pasar a una serie final del BSN. Quebradillas, por otra parte fueron subcampeones en serie final de la temporada de 2018, y en su larga historia ha llegado a las finales 18 veces.

Los Piratas habían logrado reaccionar ganando los quinto y sixto juegos de la serie después de estar contra la pared, tres juegos a uno. El esfuerzo de los dos equipos fue digno de loas y a aplausos. El encuentro fue tan intenso que tres jugadores tuvieron que salir del partido tras choques aparatosos con jugadores del otro bando. Primero salió de juego Alexander Franklin tras lesionarse el brazo derecho. Este se unió al banco unos minutos después pero no volvió a ver acción el resto del partido.

Por otra parte, el veteranísimo Filiberto Rivera quien en otro encontronazo cayó al tablero de cabeza, fue sacado del partido, pero eventualmente volvió a los tableros, aportándole a los Santeros una buena defensa y ofensiva, que nadie esperaba después de este haber caído de forma tan aparatosa. Pero en cierto sentido a sus 36 años, Rivera brinda respiro y liderato a los Santeros. Además, Terrell Holloway, quien junto a Mike Rosario lideraron a los Piratas con 22 puntos cada uno, también sufrió una caída pero este siguió jugando después de un leve descanso.


En la segunda mitad Alexander “Bimbo” Carmona se lució con una sólida defensa y tiros ofensivos claves. Un bombazo de tres de Carmona le dio un ventaja a los Piratas, 49-45, y parecía que Quebradillas tomaba el control del juego ya que Aguada en ese momento se encontraba sumido a un juego errático. Todo cambió luego de que Holland encesto dos bombazos de tres corridos. De allí en adelante, los quintetos intercambiaron canastos de campo y delanteras mayormente de un mero punto. Cuando Aguada parecían estar a un empuje de llevarse el triunfo, Carmona logró otro tiro de tres para acercar a Quebradillas, 73-72 restando 20.1 segundos por jugar. Rigoberto Mendoza acertó una de dos tiros libres luego de recibir una falta de Joseph Jones cuando intentaba una de temibles flotadoras. Luego la victoria se selló con dos tiros libres de Holland.

Estos mostraron ser dos equipos con una profundidad increíble. De cualquiera de los dos bancos salían a la cancha jugadores capaces de ser una amenaza ofensiva.

Aguada, que terminó con el mejor record de la temporada regular, se enfrentará al ganador de la otra semifinal, cuyo séptimo y final juego está pautado para esta misma noche en el Coliseo Juan “Pachín” Vicens de Ponce.

Para Aguada los líderes ofensivos fueron Rigoberto Mendoza y John Holland. No quiero vaticinar nada para la serie final, pero a este equipo de Aguada hay que venir con suerte para ganarle.