Lun09232019

Last update09:51:47 AM

Ponce derrota a Bayamón en la BSN y pasa a la Serie Final

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Ya está todo decidido. Los Leones de Ponce irán a su vigésimo-sexta final de la Liga Superior de Baloncesto de Puerto Rico (BSN) al apabullar sin misericordia esta noche a los Vaqueros de Bayamón, 92-72.

Sin embargo, no piensen que por sus casi innumerables comparecencias a las finales de la BSN tendrán una ventaja sobre sus rivales de la serie final que comienza el jueves. Los Santeros de Aguada, quienes van a su primera final en su corta historia, son un hueso muy difícil de roer. Como sea, en la guarida de los Leones esta noche lo que había era algarabía y muchos, muchos rugidos de parte de la fanaticada ponceña.

Ponce le dio una zurra a los Vaqueros gracias en gran parte a los 32 puntos del delantero Ángel David Vassallo, que estuvo imparable, especialmente desde la línea de la zona de tres desde donde coló cinco canastos. No es que Bayamón no lo guardease bien, es que este veterano tuvo una noche que le toca a toda gran estrella de baloncesto—fhe una en que sencillamente no podía fallar.

Fue una serie localista con cada equipo ganando en su cancha. Lo triste para Bayamón fue que el séptimo y último partido se jugó en el Coliseo Juan “Pachín” Vicens de la Ciudad Señorial de Ponce. Y el mismo Pachín, ya difunto, se le hubiese llenado el pecho de orgullo ante la actuación de esta escuadra, que representó a Ponce esta noche. La defensa de los Leones fue clave para detener a Bayamón, un equipo que antes de esta noche había promediado 92 puntos en esta serie.

Los otros anotadores de consecuencia en la ofensiva leona fueron Will Daniels con 20 y Víctor Liz con 17. Daniels despertó en el tercer parcial, anotando tanto de tres como en penetración de la defensa de los Vaqueros. El veterano point guard Carlos Ruben Rivera, controló el tempo ofensivo de los Leones a través del encuentro, y añadió un tiro de tres puntos en el cuarto y último parcial. Los Leones llegaron a tener una ventaja de 24 al anotar Vassallo un canasto de dos con 3:50 restando en el partido.

Lo único que puede decirse de los Vaqueros esta noche es que la ofensiva de un equipo de baloncesto no puede depender de un solo jugador ni tampoco de dos. Cotty Clarke con sus 27 puntos cargó con la ofensiva de Bayamón esta noche, mientras que Greg Smith, que prácticamente la cargo durante toda la temporada estuvo apagado esta noche, anotando sólo tres puntos. Por otra parte Ysmael Romero metió 14 puntos y agarró 12 rebotes por Bayamón. Clarke, de manos finas para el aro, se unió a los Vaqueros sólo al final de la temporada. La ofensiva de Bayamón, para decirlo en lenguaje directo fue un desastre. Sus problemas ofensivos se manifestaron desde un principio. Los Vaqueros, para ser coloquial, no metían ni un coco en un océano.

El jueves en Aguada los dos reyes de las series semifinales chocaran en una serie que promete ser espectacular.