Lun10142019

Last update09:41:21 AM

¿Por qué hay pérdida de fanáticos en la MLB y no en la Doble A?

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Señala la prensa norteamericana que esta temporada del Béisbol de la Grandes Ligas hubo casi un millón de boletos sin vender en sus respectivos estadios. Esta noticia toma en consideración todos los estadios de Grandes Ligas, donde juegan tanto los mejores como los peores equipos.

La merma en ventas no es de la pasada temporada a la del 2019, sino más bien refleja una tendencia de más de una década. Las razones para esto no son cristalmente claras, pero se le ocurre a esta prensa que esto se de debe al alzado costo de llevar a un parque a toda una familia, incluyendo los niños.

También, esta la pobre calidad de muchos equipos—he contado 10 escuadras que jugaron por debajo del cincuenta por ciento en juegos ganados. Puedo perdonar a los Rangers de Texas, que sólo perdieron un puñado de juegos por debajo de este por ciento, pero considere usted a los Tigres de Detroit, quienes perdieron más de 100 juegos. Me da pena este dato ya que Detroit es ya de la organizaciónes más tradicionales en el béisbol de Grandes Ligas.

Añado, que penosamente el béisbol ya no se el Rey del deporte en los Estados Unidos.. Creo que no lo ha sido en un tempo considerable. También, hay que comparar las cifras de ventas en los coliseos donde juegan equipos de la NBA con las de “Major League Baseball”. Generalmente, no hay gran ausencia en los foros locales de fanáticos en estos foros de baloncesto profesional, incluyendo en aquellos que albergan equipos que no son contendientes. Recuerdo mis años en Nueva York cuando iba frecuentemente al Madison Square Garden a ver a los Knicks. Iba aún en los tiempos en que habían dejado de ser el “trabuco” que una vez fue. Ya hace unas temporadas que su rendimiento en la cancha ha sido, para usar una palabra sutil, vergonzosa.

Siempre preferí ir al Bronx a ver a mis Yankees. Al ser Nueva York— y los Yankees nunca le han fallado a sus seguidores—siempre había una muy buena asistencia a sus encuentros. Que ha pasado con los Knicks no tengo lógica explicación, pero no nunca note falta de público en ninguno de los foros—Madison Square Garden o Yankee Stadium.

Pero creo que la vida rápida que se vive hoy en día tiene mucho que ver con que el baloncesto, en particular, desplace el basquetbol al béisbol ((olvídense de los Knicks). Las anotaciones vienen más rápidamente en este deporte, lo que significa más momentos de celebración por mis canastos. ?a quien no le gusta ver una “jumpa” de Stephen Curry o James Harden?

No para ser demasiado sociológico, pero esta es la época de la cibernética, cuando nos da coraje si pasa más de un segundo entre un pedido de información al otro. La vida rápida nos ha tornado en seres intranquilos.

Lo mismo tengo que decir del deporte en Puerto Rico. La presencia del baloncesto, aún visto a través de una pantalla de televisión, es notablemente mayor. Que la asistencia a las canchas de baloncesto de la Liga Superior Nacional ha mermado se debe a otras razones en las que no voy a abundar.

No se equivoque, el béisbol sigue siendo muy popular en los sitios donde se juega, y los juegos televisados rinden un cuantioso número de publico y y gran dinero para las Grandes Ligas. En Puerto Rico, la liga que conocemos con la Doble A, es inmensamente popular en nuestros pueblos. La gente se identifica de forma fenomenal con los equipos que representan a sus pueblos. La tragedia es nuestra liga profesional. Su mal estado también necesita más explicaciones.

Como sea, producimos una cantidad cuantiosa de peloteros en el juego rentado de las Grandes Ligas. Estoy seguro que el béisbol será siempre importante para los aficionados del deporte en general.

Para mi un jonrón me pone a brincar y saltar. Un tiro de tres en el baloncesto, meramente lo celebro a menos que venga de un equipo que representa a mi Puerto Rico. El sonido de un bate pegándole a la bola, ver un doble play, ver tiros espectaculares de cualquier pelotero, y seguir de cerca los lanzamientos del pitcher me ponen al borde de mi mi asiento.

Pero hay estrategias que están dando señales de éxito en las Grandes Ligas. El New York Times reporta de un fanático de los Mets de Nueva York que vive a solo unos pasos del estadio de este equipo. Mike X, un asfixiado del béisbol compro un pase a las gradas por un mes. Esto ni siquiera le garantiza un asiento, ya que en las gradas no acostumbra haber sillas asignadas. Pero por $40 mensuales le sale a su bolsillo a $3.00 cada juego. Planes hay para ofertas para asientos un poco mas atractivas en la era del ciberespacio. Próximamente, habrá buenas ofertas de temporada via a Netflix y Spotify. ¡Que viva el béisbol para siempre!