Sáb12142019

Last update11:43:51 AM

Jean Carlos “El Lobo” Torres el nuevo prospecto del boxeo Boricua

  • PDF

alt(San Juan, 2:00 p.m.) El mejor prospecto del boxeo boricua se llama Jean Carlos “el Lobo” Torres, quien viene de noquear a un rival en el mismo primer asalto. Fue la séptima victoria corrida por la vía del sueño para este peso junior welter. Torres, mejoró su récord a 19-0 con 15 victorias antes del límite.

Torres, quien mide 5”91/2, una buena estatura para un púgil que labora en una división cuyo límite son las 140 libras, además impresiona con un regio físico. Lo especial es que no es meramente un pegador, este púgil también boxea y sabe cortarle el ring a su oponente.

Su rival, el paraguayo Carlos Portillo, cuando sonó la se fue “al palo” con el boricua. Error. Conectó par de golpes al rostro del boricua, pero el trujillano tomó control y finalmente lo envió a la lona con un upper de derecha que le llegó a la boca del estómago. Torres es muy efectivo pegando a los planos bajo. El paraguayo, a juzgar por sus palmares (22-3 con 17 nocaut) no es ningún bacalao.

El equipo de trabajo ha llevado al joven Torres muy bien, aumentando pelea por pelea la calidad de sus rivales. Fue la tercera defensa de su título Latino de la Organización Mundial de Boxeo (la OMB). Ese título, aunque sea un embeleco de la OMB, ha ayudado a muchos prospectos puertorriqueños a mejorar su boxeo. Torres no es la excepción.

Mientras tanto, el peso pluma Christopher “Pitufo” Díaz, un favorito del público boricua, le cancelaron esta semana un encuentro programado para diciembre en Las Vegas, por razones todavía desconocidas. Ahora tiene que esperar al año que viene para resumir su carrera. Díaz sólo ha tenido dos peleas este año, incluyendo una en que fracasó en un intento por llevarse un título mundial en el peso pluma.

En otro desarrollo interesante, Emmanuel “Manny” Rodríguez decidió no montarse al

ring contra un rival muy peligroso, el mexicano Luis Pantera” Nery, al este último no hacer el peso límite de los pesos gallos, 118 libras. El mexicano se presentó al pesaje con casi dos libras por encima del límite de la división. Prometía ser un oponente peligroso. Nery está invicto en 30 combates con 24 por vía rápida. Mientras tanto, Manny tiene foja de 19-1 con 12 ganadas por la vía rápida.

Lo que preocupa es que ahora su manejador ha decidido retar directamente a algunos de los cuatro campeones mundiales de la división gallo. En su última pelea, Rodríguez cayó aparatosamente frente al japonés Naoya Inoue, quien en un combate celebrado en mayo lo despachó en dos asaltos. En estos momentos, no hay por qué echar a Manny a los leones -es de rigor, por varias razones, que Rodríguez tenga una pelea preparatoria. Le daría al puertorriqueño una oportunidad de despejar ciertas arañas de su cuerpo. Además, en una pelea preparatoria botaría el moho de estar tanto tiempo fuera del cuadrilátero.

Finalmente, tenemos al púgil boricua Subirle Matías, que está invicto en 14 encuentros, con todas las peleas antes del límite. Pero aquí hay un detalle, que le ha quitado la paz a Matías. En su último combate sus brazos pesados llevaron a la muerte a un oponente, el ruso Maxim Dadachev, otro buen prospecto. Este fue llevado en camilla al hospital, y murió a los dos días de estar en coma. Por más peligroso que sea el boxeo, ningún peleador se llena de alegría si sus puños llevan a un contrario a la muerte. Un ejemplo de cómo esto puede afectar un peleador es el de ex campeón mundial Emile Griffith, quien después de acertar 43 golpes corridos la cabeza de su rival, Benny “Kid” Paret, cayó este oponente irremediablemente inconsciente a la lona. También murió en un hospital tras un tiempo en coma. Griffith decidió en sus próximas peleas aguantar su recia pegada. Nunca más volvió a tirar un golpe para fulminar a un rival. Espero que Matías se haya recuperado de su evento trágico. Acaba de firmar una pelear al incómodo zurdo argentino, Jonathan José Eniz. El match se celebrará este fin de semana en Fajardo, su pueblo natal.