Lun02172020

Last update01:24:57 PM

Venezuela a Puerto Rico 3 a 2

  • PDF

alt(San Juan, 3:00 p.m.) Los Cardenales de Lara, representando a Venezuela, vencieron anoche, 3-2, a los Cangrejeros de Santurce para asegurarse un pase a la semifinal de la Serie del Caribe de béisbol, celebrándose en el Estadio Hiram Bithorn de San Juan.

Venezuela quedó invicto en tres partidos, mientras que los boricuas cayeron por segunda vez en el evento. Están ahora empatados en cuarto lugar con los Astronautas de Chiriqui de Panamá. Para Puerto Rico, si quiere agenciarse un pase seguro a las semifinales, es esencial derrotar esta noche a los Vaqueros de Montería de Colombia, quienes no han logrado victorias en esta serie. El miércoles Puerto Rico se tendrá que medir con la República Dominicana, equipo que de ninguna manera es fácil de vencer. Lo que sí quedó claro anoche es que Puerto Rico no es uno de los mejores equipos de la Serie, en la que también compite una buena representación de México.

El pitcheo de Venezuela mantuvo a los Cangrejeros sin anotar hasta el octavo inning. Antes del octavo, Puerto Rico desperdició dos oportunidades para quedarse con el juego, en una ocasión dejando a tres corredores en base y en otra siguiente dos. Los boricuas contaron con una buena actuación desde el montículo, especialmente del abridor Adalberto Flores, quien no permitió carreras en cinco y un tercio de entradas. Pero lo cierto es que un lanzador puede tener una actuación excelente, pero si su equipo no anota carreras no va a poder ganar ningún partido.

En cuanto al juego de anoche, nunca había vista un partido de béisbol que tuviese un final tan confuso. Con el juego empatado, 2-2, en la parte baja del décimo, y gracias a un tiro malísimo de Jan Hernández, que rebasó la cabeza del tercera base Emanuel Rivera, los venezolanos lograron anotar la carrera ganadora.

Fue el segundo tiro errado de Hernández en la entrada, y los dos lances tuvieron consecuencias demoledoras para el equipo de Puerto Rico. Minutos antes, y con dos venezolanos en base, el dirigente Tony Valentín, decidió darle la base a Gorkys Hernández para buscar una doble jugada.

Buena estrategia, pero aquí es que se complica la cosa. Con la bases llenas, el venezolano Juan Apodaca bateó una línea a Emmanuel Rivera, quien logró con un tiro a home sacar de out al corredor que venía desde tercera. Apodaca, quien corría con toda fuerza a primera, evidentemente interfirió con el tiro al primera base, impidiendo que el inicialista A.J. Jiménez pudiese atrapar la bola. Esta termino en las manos de Jan Hernández, quien con su lanzamiento errado a tercera le regaló la carrera ganadora a los Cardenales.

El manager Valentín pidió que se revisase mediante un monitor la jugada en primera, pero los umpires se negaron aduciendo que lo que ocurrió en el corrido a primera no era revisable. No es que le esté tirando la toalla a los Cangrejeros, pero no entiendo la negativa de estos árbitros. ¿qué no procedía la revisión, de veras?