Vie07102020

Last update10:06:49 AM

Vuelve el boxeo al Coliseo Roberto Clemente

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Hace tres años que no se presenta boxeo profesional en el Coliseo Roberto Clemente. Ya este sábado tendremos una cartelera interesante en ese foro.

Las peleas son de importancia para los púgiles boricuas que participarán.

Para comenzar, hará su debut profesional el medallista de oro de los últimos Juegos Panamericanos, Oscar Collazo. También regresa por fin al boxeo el prospecto Carlos “Purin” Caraballo, que está invicto en 12 peleas. Todas las ha ganado por la viva del sueño. La historia de este púgil es muy interesante aunque bastante trágica. Caraballo, residente de Guayanilla, vio su carrera detenerse a causa de del temblores de tierra que afectaron al área sur de Puerto Rico. Perdió su casa en el gran movimiento de tierra que registró 6.4 en escala Richter. Todavía siguen los temblores, aunque no tan fuertes como este. Son tan seguidos que tienen a residentes del área sur viviendo con pavor.

Se puede decir con seguridad que al perder su hogar, lo menos que tenía este púgil en la mente era su próxima pelea. Sin embargo, el mes pasado la prensa local lo encontró, y como tema de interés humano más que deportivo, presentó su historia. Con las semanas el púgil, que estuvo por par de semanas pasando las noches en un carro junto a su familia, pudo trasladarse a Caguas, donde ha estado entrenando.

Su rival el sábado será el estadounidense Mike Oliver, quien tiene récord de 26-10-1 con ocho nocauts. Sus palmares no brillan pero con 37 peleas, triplica en experiencia a Caraballo. Será una buena pelea para que el boxeador boricua se despegue del moho que ha de tener tras una ausencia del ring de varios meses.

Sin embargo, los medios locales le están dando más destaque al debut de Collazo, quien creo tendrá una buena carrera profesional por sus nítidas destrezas de boxeo. La de Collazo también es una historia bastante interesante. Se enteró, después de recibir su medalla de oro, de que su peso, el mínimo de 105 libras, no sería incluido en las Olimpiadas de Tokio, a celebrarse este verano. La alternativa era subir de peso y retar en el aficionismo al otro púgil boricua medallista de los pasados Juegos, Yankiel Rivera, idea que por fin rechazó.

Ayer, aunque se mostró contento y confiado con su debut profesional, admitió que su sueño su representar a Puerto Rico en unas Olimpiadas. Lo entiendo completamente, pero el sábado comenzará otra etapa de su vida—una que podría ser gloriosa.

El sábado también combatirá el prospecto puertorriqueño “Chiquiro” Martínez. La cartelera la presenta Miguel Cotto Promotions, H2 Entertainment y Golden Boy Promotions.