Lun11202017

Last update01:26:15 PM

Escuela de Lajas entra al Registro Nacional Federal de Lugares Históricos

  • PDF

alt(San Juan, (9:00 a.m.) El Servicio Nacional de Parques de los Estados Unidos (SNP) anunció esta semana la inclusión de la Escuela Oliver Hazard Perry en Lajas al Registro Nacional de Lugares Históricos (RNLH). La Escuela Perry es el tercer edificio de mayor antigüedad en la “Ciudad Cardenalicia”. El edificio fue construido en dos fases, la primera en 1904 y la segunda en 1907. Los otros dos edificios que preceden la estructura escolar son la alcaldía y la iglesia católica. La Perry ostenta el honor de haber sido el primer edificio en ladrillo, cemento y mampostería construido en el casco urbano de la Ciudad Cardenalicia.

La construcción de la escuela por las autoridades estadounidenses, como parte de su programa de alfabetización y “americanización” del país a principios del siglo pasado, estimuló el desarrollo socioeconómico de la “Ciudad del valle, faro y luz de Puerto Rico”.

El Centro de Estudios e Investigaciones del Suroeste (CEISO) y el Ecomuseo Comunitario Migdalia Jusino (ECMJS), presididos por la líder cívico y gestora cultural, Nancy Vargas Acosta, fueron las organizaciones encargadas de implementar la investigación histórica que culminó con la inclusión de la estructura en el RNLH. El historiador, Dr. Pablo Luis Crespo Vargas, fue el investigador principal del proyecto y condujo la investigación histórica para la nominación.

El historiador José Marull del Río, en la Oficina Estatal de Conservación Histórica, localizada en el Cuartel de Ballajá en el Viejo San Juan, quien tuvo a su cargo la asesoría del proyecto, recibió la comunicación del SNP el martes e informó la buena nueva al equipo que llevó a cabo el trabajo de nominación.

La inclusión de la escuela en el RNLH es el primer paso para la restauración de la escuela a su estado original. El arquitecto Orlando de la Rosa, en la Oficina Regional de Mayagüez del Instituto de Cultura Puertorriqueña, diseñó los planos para restaurar el edificio, además hizo los planos para la construcción de una estructura aledaña similar con fines de convertir el complejo en el museo de la historia de la “Ciudad de la Piña Cabezona”.

Conversamos con el Dr. Crespo Vargas sobre las implicaciones de la inclusión de la escuela en el RNLH, el proceso de nominación, las personas que colaboraron con el proyecto y los planes futuros para la estructura que fue cedida por el gobierno del Estado Libre Asociado al Municipio de Lajas.

¿Por qué es importante el haber incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos a la Escuela Perry?

La Escuela Oliver Hazard Perry, construida en su primera etapa en 1904, es uno de los edificios históricos en el municipio de Lajas que mejor se ha conservado. A parte de que está casi intacto, su importancia histórica cultural es invaluable. La Escuela Perry fue centro educativo, social y económico del desarrollo de Lajas ya comenzado en siglo XX. El incluirlo en el Registro Nacional nos puede ayudar a resaltar su importancia y evitar que intereses ajenos al desarrollo cultura traten de destruirlo para hacer espacio a otros asuntos que, aunque pudieran resultar de beneficios económicos, no necesariamente simbolicen lo que somos los lajeños. En la Escuela Perry se desarrolló gran parte de los forjadores del Lajas del siglo XX y son muchos los ciudadanos que tienen recuerdos positivos de esta estructura.

¿Cómo se beneficia una propiedad al ser incluida en el registro? ¿Cómo se beneficia el pueblo de Lajas? ¿Qué impacto tiene este hecho?

El Registro Nacional es una herramienta que nos ayuda a presentar la propiedad de una manera particular donde se resalte su importancia histórica para la comunidad. Toda propiedad incluida en el Registro Nacional fue evaluada por un comité de expertos quienes determinaron, dados una serie de informes, que la misma cualificaba para ser considerada como tal. Los lajeños se beneficiarán al poder gestar la conservación de la propiedad ante las autoridades municipales y estatales. Se garantiza que la misma no será demolida o modificada de tal forma que pierda su sustancia original, en otras palabras, que no pierda su valor arquitectónico. El mayor impacto está en la forma en que la Escuela Perry será vista por los puertorriqueños y en especial los lajeños. En esencia todo lajeño podrá estar orgulloso de su Escuela Perry y tendrá una mayor confianza de que la misma podrá ser conservada para el disfrute de todos.

¿Cuál es el siguiente paso a seguir luego de haber sido incluido una propiedad en el Registro?

Tan pronto se recibamos la certificación oficial que indica que la Escuela Perry es parte del Registro Nacional daremos conocimiento público de la misma y continuaremos trabajando para poder desarrollar el edificio de manera que todos los lajeños se beneficien. Se establecerá conversación con las autoridades municipales, administradores de la propiedad, para ir diseñando una serie de planes dirigidos a promover el acervo histórico-cultural lajeño.

¿Qué planes se tienen para conservar el edificio?

Prioritariamente se tiene que trabajar el sellado del techo de la estructura, el cual está en mal estado. Como ya se había comentado, se dialogará con las autoridades municipales para poder establecer un plan de trabajo que sea de beneficio para todos los lajeños.

¿Cuál es el proceso para lograr incluir un edificio en el RNLH? ¿Quiénes integraron su equipo de trabajo?

Para ser considerado al Registro Nacional de Lugares Históricos fue necesario preparar un informe de nominación, el cual es básicamente un estudio histórico y arquitectónico de la propiedad. Dentro de este estudio se tiene que evidenciar la importancia y relevancia histórica-cultural de la propiedad para la comunidad. También se resalta el valor arquitectónico de la misma. La nominación se hace a través de la Oficina Estatal de Conservación Histórica.

De manera oficial, el equipo de trabajo que realizó la investigación, recopilación de evidencia y redacción del documento de nominación fueron: Nancy Vargas Acosta, quien fue la coordinadora del proyecto; el investigador principal fue Pablo L. Crespo Vargas; y los asistentes de investigación fueron Israel Román, Mayra Santiago y Cynthia Delgado. Es importante recalcar que se tuvo colaboración de un sinnúmero de personas que aportaron de diversa manera para que este proyecto pudiera darse. También reconocemos la asesoría del gestor cultural Félix Cruz, quien nos brindó guía y herramientas necesarias para que se diera el que hoy ya la Escuela Perry sea parte del Registro Nacional de Lugares Históricos.

¿Cuántas propiedades tiene el registro en Lajas?

La Escuela Perry es la segunda propiedad en ser aprobada. La primera ocurrió en 2012, cuando se incluyó a la Escuela Luis Muñoz Rivera como edificio histórico. Esta escuela data de 1926. El proceso de nominación (de la Muñoz Rivera) fue presentado por el arquitecto Jorge Rigau.

¿Existe un patronato o fideicomiso para la conservación de propiedades históricas en Lajas?

Actualmente no se tiene un patronato como tal, aunque si existe una serie de organizaciones que han estado trabajando para la conservación de las propiedades históricas, entre ellas tenemos el EcoMuseo Comunitario Migdalia Jusino Acosta, el Centro de Estudios en Investigaciones del Sur Oeste de Puerto Rico, el Centro Cultural de Lajas, el Comité Exposiciones de Altares a Reyes Magos, el Capítulo del Suroeste de la Asociación Puertorriqueña de Historiadores y Surcando la Historia.

¿Cuál es el próximo paso a seguir con el proyecto?

Nuestra intención es que la Escuela Perry sea un centro cultural y sea base para el establecimiento del EcoMuseo Migdalia Jusino Acosta. Para ello estaremos en conversación con el Municipio de Lajas para poder desarrollar la propiedad a su máxima capacidad estableciendo un centro cultural, educativo e histórico que sea bujía para el desarrollo del casco urbano lajeño.

Implementar el plan diseñado por el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP) para la restauración y conservación del edificio de la Escuela Oliver Hazard Perry y su transformación en un museo tiene un costo estimado de $750,000. La crisis fiscal y la reducción de ayudas federales limitan la capacidad del gobierno municipal para conseguir los recursos económicos para implementar el plan del ICP. La solución salomónica para devolverle la gloria a la estructura es una alianza publico privada. Existen fondos privados para la restauración y conservación de estructuras históricas. Las instituciones privadas requieren que el organismo que hace el préstamo posea un acuerdo que le permita hacer la transacción, demuestre titularidad sobre la propiedad por un periodo no menos a los 60 años y se presente un plan efectivo de repago de la deuda.

La inclusión de la Perry ofrece una oportunidad única para presentar una nominación de un distrito histórico para el casco urbano de Lajas.