Mar04252017

Last update02:23:21 PM

Willie Colón en concierto a beneficio del Museo de Arte de Puerto Rico

  • PDF

En lo que fue una noche llena de nostalgia, ante un salón de actividades repleto, en el Hotel Sheraton del Distrito de Convenciones, el legendario y afamado trombonista puertorriqueño, Willie Colón se presentó con su orquesta. En un gesto inusual, pocas veces visto en Puerto Rico, Willie Colón ofreció un concierto bailable, en el cual, por espacio de una hora y media, deleito a asistentes, que se podían nombrar en poco más de mil personas.

Willie Colón inició la noche, donde interpretó 10 canciones, con una hermosa alocución en donde explicó que “el arte es un lenguaje universal, que transmite solidaridad y que nos ha permitido conseguir asuntos que en la política no hemos alcanzado”. A renglón seguido el laureado trombonista nieto de abuelos puertorriqueños de manatí, y nacido y criado en el condado del Bronx en Nueva York, indicó que se sentía orgulloso y feliz de poder participar en una gala a beneficio del Museo de Arte de Puerto Rico.

La actividad es parte de las “Galas” que anualmente organiza el Museo de Arte de Puerto Rico para recaudar fondos y poder de esta forma sufragar en parte sus operaciones. En esta ocasión se celebró la gala número 20, en conmemoración a la fundación del museo, pese a que las galas se vienen organizando de forma consistente en los pasados 15 años para conmemorar la apertura del museo.

El Museo de Arte de Puerto Rico fue inaugurado el pasado 30 de junio de 2000, por el entonces gobernador de Puerto Rico, Pedro Rosselló. Bajo su administración (1993-1996, 1997-2000), se había iniciado en el 1996 la idea de desarrollar el antiguo Hospital Municipal, edificación que data de 1920, en un museo nacional. Esta idea fue iniciada por la Compañía de Turismo de Puerto Rico y en el 1997, se definieron los planos y la construcción inició en el 1998. La primera Junta de Síndicos del Museo de Arte de Puerto Rico, creada por virtud de ley, data de 1999.

Willie Colón se suma a otros artistas que han participado en los eventos que ha gestado el museo y su junta. No obstante, lo particular, es la idea de haber traído a tocar en un baile pro beneficios del museo, a uno de los músicos más importantes de la historia de la humanidad en cuanto al género de la salsa se refiere. Pese a que no es un dato abiertamente reconocido, Willie Colón junto al fenecido Héctor Lavoe Pérez, son considerados como los fundadores de la salsa moderna, con un toque de puertorriqueñidad asociada a la urbe de Nueva York.

Luego de cumplir con su programación de la noche, y a pedido del público, Willie Colón tocó un medley de las canciones que lo hicieron famoso a él entre 1966 y 1973, cuando conformó con Héctor Lavoe Pérez un binomio musical que lo hicieron famoso y trascendental. “Si no fuera por ese jíbaro del barrio Machuelitos de Ponce, Héctor Juan Pérez Martínez, no estaría yo aquí” comentó Colón casi al final de su jornada musical.

La noche fue una linda velada, que dada la vestimenta deslumbrante de los allí presente (vestimenta de gala, entre trajes largos de cola para las féminas, y tuxedos blancos con lazos negros para los caballeros), marcó una noche de nostalgia y remembranza de otro momento del país. Esto pese a que Willie Colón siempre nos recordó, con su música, que nos encontrábamos bailando salsa lo cual es el lenguaje más universal del cual gozan los boricuas, no importa su demografía, clase social, origen nacional o condición social. Aquí, como dice Jerry Rivas del Gran Combo, baila salsa “la niña como la señora”.