Lun09252017

Last update04:05:48 PM

Cuba, un paraíso cultural

  • PDF

altContrario a término, Cuba es un país en vías de subdesarrollo con la oferta cultural, a partir del estado más interesante en la región caribeña y de América Latina que conocemos. Es impresionante, la capacidad de pensar fuera de la caja, que tienen las instituciones del estado para promover procesos culturales alternos que consoliden tanto un sentimiento Patrio, así como un nacionalismo panamericano, y sobre todo un sentido de ética justa.

Uno de los lugares más emblemáticos de la cultura de Cuba, basada en solidaridad y cooperación internacional, lo es el prestigioso centro cultural la Casa de las Américas. Fundado en la década de 1960, y dirigido por su director histórico, Roberto Fernández Retamar. En Casa de las Américas, se promueve la cultura de los distintos países de América Latina y el Caribe, a través de las artes plásticas, la literatura, y el intercambio de ideas.

De otra parte, a nivel del Ministerio de la Cultura, que dirige el líder histórico del 1959, Abel Prieto, se respira una profunda dirección del quehacer cultural en aras de apoderar a la población en la valoración de su país, su pertenencia regional, y más que nada fomentar la creatividad. Desde esta perspectiva, la oficina regional del ministerio, la Diputación Provincial de la Habana, sita en la Avenida G y Calle 21 de Centro Habana, promueve tanto certámenes de litetarura, como centros culturales comunitarios, como salas de cine a nivel provincial, y más que nada actividades continuas al aire libre para promover la cultura nacional.

Pero lo más lindo de Cuba, y sobre todo al volver años después, ya mediando una tímida apertura económica y política, tanto interna como externa, es el dato que en toda esquina de este país caribeño se respira una expresión cultural. Las plazas públicas, llenas hoy ce cibernautas, se confunden con esculturas de John Lennon, el Quijote, Martín Luther King, Jr., entre otros. Las plazas en Cuba están repletas de gente haciendo cultura.

Cuba tendrá sus contradicciones en demasiados asuntos. Pero en las áreas que las tiene clara, es un paraíso. En el quehacer cultural, Cuba hoy, en el Caribe y América Latina, no tiene competencia.