Dom11192017

Last update11:34:46 AM

Rosselló, González y el Congreso: la cultura del mendigo, esclavo y el amo

  • PDF

alt(San Juan, 12:00 p.m.) Es curioso, pero el gobernador de turno, Ricardo Rosselló, anda nuevamente con todo su gobierno, incluyendo el secretario de estado, Luis Rivera Marín, de gira en Washington. Andan todos y todas, incluyendo a la comisionada residente, Jennifer González, pidiendo dinero para poder costear la crisis que el huracán María dejó luego de habernos impactado el pasado 20 de septiembre de 2017.

Ellos se enfrentan hoy a un Congreso federal, tanto la Cámara de Representantes como el Senado, que cuestiona la integridad del gobierno de la isla en la sana administración de fondos federales. Ante esto, el gobernador va como mendigo a la casa del amo, en su relación también como nosotros los esclavos, a solicitarle la friolera de $94 mil millones de dólares pasa sacar a Puerto Rico de la presente crisis.

Es interesante. En medio de un debate sobre la reforma tributaria en los EE.UU., la cual impone dos impuestos muy interesantes a Puerto Rico, uno de salida (20 por ciento para productos entrando en los EE.UU.) y otro de entrada (12.5 por ciento para los productos entrando a la isla desde los EE.UU.) la posición del gobernador es ir a pedir dinero para sacar a la isla de la crisis histórica por la cual atraviesa.

El gobernador Rosselló pierde de perspectiva el momento, y sobre todo la composición cultural que se ha dado en la isla, de valorar más el esfuerzo local que ir a mendigar a Washington. Ante esto, en medio de una encerrona tributaria, éste va a Washington a pedir.

La situación para Puerto Rico en el Congreso es, por decir lo mínimo, muy interesante. Contrario a término, Ricardo Rosselló se ha insertado en la cultura del mendigar que desde la década de 1970 el Partido Nuevo Progresista (PNP) del cual él es su presidente, se ha insertado con Washington. Se pide como el único modelo de desarrollo económico. Es una cultura de mendigar. Es una cultura que nos deja en la posición de esclavos en todo momento. Pensemos.