Lun12172018

Last update11:18:38 AM

Detroit es el futuro de Puerto Rico

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Haber recorrido las calles de Detroit, y en particular su ala este (Eastside), permite comprender el futuro que se avecina para Puerto Rico. Detroit es nuestro futuro. ¿Por qué?

Sin conocer mucho de su historia, Detroit también tuvo su verano del 67. No fue el mayo del 1968, tan venerado por ciertos sectores de la izquierda, sino fue verano del 1967, cuando la población afro americana literalmente hablando prendió en fuego la ciudad. La respuesta del gobierno del estado de Michigan, fue inicialmente movilizar al ejército, y luego se redujo a movilizar a la policía.

43 personas murieron en esta revuelta social. Sobre 300 personas heridas. Más de 7 mil soldados fueron movilizados. El resultado un plan de reingeniería social, que incluyó una quiebra de la ciudad, y con esto un proceso de transformación urbana.

Detroit es la meca de la industria de los EE.UU. Es donde los carros Ford se fundaron en la primera década de 1900. También es la meca de la música popular de los EE.UU. Es donde Motown se fundó en el 1969. Ahora bien, la quiebra de la ciudad como parte de la reingeniería social urbana, fue lo que permitió mover a las poblaciones enteras a otros destinos, y hoy en el 2018, tener una ciudad urbana y de población de apenas un 40 por ciento de lo que fue en el 1967, en un acto tipo apartheid moderno. Ellos cambiaron la ciudad a partir de la protesta social, inicialmente, y luego del quiebre financiera.

Vivir Detroit hoy es pensar cuál será el futuro de Puerto Rico. Por lo tanto, en el achicamiento del gobierno de Puerto Rico, también va la reducción en el tamaño de la isla y su población. Ahora bien, en Detroit, como también está pasando en la isla, el valor de la tierra no se perdió. Hoy Detroit se ha convertido en un lugar próspero para los inversionistas, los cuales no son de la ciudad, no son pobres, y menos aún, no son negros. Ese es el futuro de Puerto Rico. Pensemos.