Lun12102018

Last update10:31:08 AM

David Soler y el Mayagüez Dance Project

  • PDF

altBailarín profesional y coreógrafo David Rinaldy Soler es el director del proyecto de danza, Mayagüez Dance Project. El proyecto está integrado por ocho bailarines especializados.

Rinaldi Soler, se crio en el Residencial Público Franklin D. Roosevelt, pero esto nunca fue una limitante para hacer realidad de ser bailarín profesional. Estudió baile en Puerto Rico y luego se especializó en el New Jersey Performing Arts Center. Profesionalmente se distinguió como primera figura del Western Ballet Theatre. Ha bailado con el grupo Wild West Mambo y formó parte del Ballet de Teatro Nacional de Puerto Rico y la Compañía de Danza siglo 21 conocida como CODA 21.

SC- David, ¿por qué escogiste esta carrera?

DRS- Primeramente, gracias a mi familia por llevarme a un salón de baile a los diez años. Antes de eso yo hice de todo un poco pero, nunca encontraba lo que verdaderamente me apasionaba, que era el baile. Me destaqué en pelota, Tai Won Do, gimnasia…

De hecho, fue en Tai Won Do que la maestra le mencionó a mi mamá, “yo creo que él tiene talento para bailar porque su flexibilidad y su condición física son perfectas para eso”.

A los diez años llegué al Ballet Contemporáneo Clásico de Mayagüez, que en ese momento estaba dirigido por el Sr. Héctor Rivera Franklin; desde entonces hasta el presente, mi vida ha sido la danza, literalmente.

SC-¿Cuál es el futuro de la danza en Puerto Rico?

DRS- La danza tiene un gran futuro en Puerto Rico, pero hay que concienciar a la gente de que este arte ha sido menospreciado. Una vez me preguntaron “¿solamente bailas?”

Por eso desarrollé este proyecto de danza en Mayagüez. He convertido a mi pueblo en un laboratorio de danza porque es importante educar a los puertorriqueños sobre el poder que tienen las artes. A través de las artes transformamos a las personas, a la sociedad y al mundo. La transformación debe ser individual e interna primero, antes de impactar a la comunidad y a la nación.

Lamentablemente, a Puerto Rico y a todo el Caribe las grandes compañías estadunidenses y europeas nos pasan por alto. No valoran el gran potencial que tiene la danza y otras artes en la región y lo mucho que tenemos que aportar.

En Puerto Rico la mayoría de la gente reconoce la danza como un arte y visualiza al bailarín como un artista. Saben que somos talentosos, pero otros, tienen miedo de ese talento, nos coartan, limitan y entorpecen. Es como si nos quisieran detener para que no lográramos nuestras metas como danzantes. La danza es un arte transformador que modifica el entorno y potencia lo mejor de los bailarines.

SC- ¿Deben los jóvenes incursionar en el baile?

DRS- Por supuesto. La danza o el baile, ya sea a nivel profesional o como recreación, es una tarea educativa de formación que requiere compromiso y dedicación. Los estudios y las prácticas exigen compromiso y dedicación. Te centras en tu desarrollo personal a la vez que te integras al cuerpo de baile y los profesores.

El bailarín es un guerrero de vida que puede tener las herramientas necesarias para proyectarse metas y poder cumplirlas.

SC- Muchas personas confunden el término danza con uno de nuestros bailes tradicionales del siglo decimonónico, pero en realidad a qué nos referimos cuando usamos el vocablo.

DRS- La danza o el baile es un arte donde se utiliza el movimiento del cuerpo usualmente con música, como una forma de expresión y de interacción social, con fines de entretenimiento, artístico o religioso.

Usamos la voz danza para referirnos a la formación profesional de un bailarín, ya sea esta en ballet clásico, ballet contemporáneo, moderno, jazz, entre otras disciplinas del movimiento corporal rítmico.

SC- ¿Qué es el proyecto Mayagüez Dance Project?

DRS- Mayagüez Dance Project más que un proyecto de danza es un plan de sanación y crecimiento artístico. Constituye un oasis para la formación de bailarines que visibilicen a Mayagüez en la danza profesional. Hemos participado en actividades nacionales e internacionales como el Día Internacional de la Danza celebrado en San Juan y el Festival de Danza Contemporánea que se lleva a cabo en la República Dominicana. En este último hemos participado en dos ocasiones.

Le he dedicado los pasados cuatro años al proyecto. En el pongo todo mi corazón para compartir el conocimiento que he adquirido a través de la carrera de la danza a jóvenes talentosos que se encuentran en el área pre-profesional o profesional de la danza. Me concentro en bailarines que por alguna razón u otra habían dejado la danza o no habían encontrado un espacio que les permitiera alcanzar otros escalafones a nivel profesional. 

En Mayagüez hay muy buenas escuelas de baile, pero no tenemos esos espacios de danza profesional alternativos para la creación y la investigación. ¿Qué hacemos luego de bailar? ¿Cómo mejoro mi técnica? ¿Qué hago con el conocimiento que mis profesores me impartieron? Mayagüez Dance Project surge como una respuesta a estas preguntas para que el bailarín pueda continuar su desarrollo profesional e indagar su creatividad interna para que de lo máximo de sí mismo.

SC- ¿Cómo se seleccionan los bailarines del Mayagüez Dance Project?

DRS- Mayagüez Dance Project abre convocatorias solo una vez al año. Esto se debe a que tenemos un repertorio que requiere mucha práctica y una agenda muy cargada. La agenda se establece a principios de enero y nos lleva a través de todo Puerto Rico.

La convocatoria se anuncia en nuestras redes sociales. Las audiciones son para bailarines que tengan 18 años o más y deben poseer conocimientos de danza. Cada aspirante debe presentar su currículo profesional y una carta de interés donde explique porque quiere formar parte del proyecto. Los aspirantes se sumarán a una clase donde serán evaluados para luego ser notificados si son aceptados en el proyecto.

El proyecto es selectivo y mantiene un cuerpo de baile de 8 bailarines. La idea es darles la oportunidad de crecimiento profesional a los bailarines del área de Mayagüez.

SC- ¿Cuáles son los planes futuros para Mayagüez Dance Project?

DRS- Estamos preparándonos para conmemorar el quinto aniversario en el mes de abril del año que viene.

Representaremos a Puerto Rico en octubre en el Festival Internacional de Danza Contemporánea EDANCO 2018 en la Republica Dominicana a llevarse a cabo en el Palacio de Bellas Artes. También participaremos durante el mes de octubre en las funciones que tendrá el Ballet de San Juan en el Teatro Tapia.

SC- Obtuviste la Medalla de Plata en la Quinta Bienal de Danza y Coreografía, ¿qué significado tuvo este evento para ti?

DRS- Ser medallista es un compromiso que va más allá del momento en que te premian. Te impone una responsabilidad que trasciende el momento del reconocimiento.

El verdadero medallista es aquel que es una persona buena, bueno con el vecino, bueno con el compañero de trabajo, bueno con el artista local, con el artista extranjero.

Cualquier joven o persona que entra a una competencia sabe que es bien rigurosa. La disciplina comienza desde el punto cero, es crucial para lograr tu mejor representación. Entré a la bienal como parte de mi entrenamiento en mi carrera profesional.

Nunca he pretendido ser famoso. Aspiro al éxito como motivación para otros, como símbolo de aspiración y logros. El lugar donde naces y te crías nunca debe ser una limitante en tus sueños. En el camino encontrarás personas que te sirven como puentes para alcanzar cualquier meta.

SC-¿Cuáles son tus planes futuros?

DRS- Actualmente estoy terminando un bachillerato en Coreografía. Planifico luego establecer un centro profesional de danza en Mayagüez que pueda tener ancla y conexión con el Caribe.

Queremos continuar fomentando la danza a nivel profesional, como lo hicieron mis profesores conmigo. Deseo que mi legado sea continuar ese proyecto para constituir un centro de danza profesional en Mayagüez.

SC- El gobierno municipal de Mayagüez reconoce tu talento y valora tus esfuerzos. ¿Cómo demuestran su apoyo?

DRS- El alcalde, José Guillermo Rodríguez, me conoce desde mis inicios como bailarín porque fui parte del Ballet Clásico, grupo que se fundó bajo su iniciativa. Rodríguez tiene un compromiso con todas las artes, no solo la danza. El sigue de cerca el trabajo que se hace con los jóvenes y apoya las actividades, no solo económicamente sino asistiendo a los eventos. La administración municipal apoya también las iniciativas internacionales.

“Exhorto a los mayagüezanos y a todos los puertorriqueños a apoyar las actividades que se celebran en Mayagüez. Son actividades libre de costos que fomentan la cultura y la identidad puertorriqueña”.

“Iniciamos un espacio de improvisación en el Museo Casa Grande de Mayagüez. Una vez al mes abriremos ese espacio a maestros, artistas plásticos, músicos, escritores, bailarines con experiencia y sin experiencia para que expongan su talento”.