Mar08202019

Last update09:03:52 AM

Entrevista a Rafael Acevedo en el natalicio de Eugenio María de Hostos

  • PDF

Image result for rafael acevedo(San Juan, 4:00 p.m.) En honor al 180 Natalicio del nacimiento de Eugenio María de Hostos entrevisto a el profesor Rafael Acevedo, catedrático de lenguas y literatura en la Universidad de Puerto Rico recinto de Río Piedras (UPRR). Dirige el suplemento cultural En Rojo y la editorial La secta de los perros. Como escritor ha publicado entre algunas novelas, poemarios y ensayos, que han recibido premios de Casa de las Américas en La Habana, el Pen Club, y el Instituto de Cultura.

Entrevista por Adrián Siaca (AS) y a Rafael Acevedo (RA):

(AS): ¿Cuales son algunas de las contribuciones de Eugenio María de Hostos al pueblo Latino?

(RA): Las contribuciones de Hostos son muchas pero podemos resumir. La primera de ellas la insistencia en "la educación científica de la mujer". Se trata de una propuesta progresista y que en su momento era la vanguardia de los intelectuales de América y Europa. En eso coincide con Tapia (en sus novelas) y con Betances. Sin embargo, es Hostos el que convierte ese pensamiento en palabra, en conferencia, en discurso directo. Y logra, además, ponerlo en práctica en las propias instituciones educativas que ayudó a crear.

(RA): Por otro lado, logró articular un discurso igualitario, anti racista, y defensor de los grupos minoritarios donde quiera que llegó. Así, por ejemplo, fue defensor de la comunidad china en el Perú.

(RA): También fue un defensor de la autonomía, de la soberanía y la independencia de los pueblos. Y en Argentina y Chile, aparte de su labor política y pedagógica, fue impulsor de la creación del tren transandino, que no es otra cosa que hacer énfasis en la modernidad, en el desarrollo de la zona a partir de mayor comunicación en el intercambio humano y material.

(RA): Las contribuciones son muchas. Quizás en términos generales podemos decir que se trata de un intelectual paradigmático porque no solo tenía ideas y principios que defendía cabalmente, sino que era capaz de reformular sus modos de interpretar la realidad a partir de sus experiencias de vida. Es un pensador para quien la praxis es complemento mayor de sus teorías.

(AS): ¿Cómo se relaciona el ser educador o abogado y en ser defensor de la independencia?

(RA): Uno de los modos en los que los intelectuales del siglo XIX se insertaban en la lucha por transformar sus territorios en estados modernos era estudiando derecho. Sin duda, un modo en el que se preparaban para construir todo el entramado superestructural de leyes que habrían de ordenar el camino a la modernidad. Por supuesto, no era una obligación. No era abogado Betances, por dar un ejemplo. Y Hostos no termino su carrera académica pero fue lo suficientemente buen estudioso de las leyes como para aportar ideas para legislar tanto en Argentina como en Dominicana. Creo que Hostos utiliza el estudio del derecho como el espacio en el que ejercitar la razón. Quiero decir con esto que somete la vida diaria y el modo de relacionarse los seres humanos entre sí, y con las instituciones creadas, a partir de procesos reflexivos. Y la razón se dirige a ciertos fines que, en su caso, se alejan del lastre de la tradición en pos de un nuevo modo de organizar la sociedad. Bueno, esa sería la definición más sencilla de modernidad.

(AS): ¿Qué crees de Hostos como filósofo moderno?

(RA): Hostos es el filósofo moderno por excelencia. Me parece haber leído en algún lugar que resumía su pensamiento de esta forma: El uso de la razón y sus procedimientos están al servicio de la liberación social. Y eso es lo que nos permite seguir pensando que Hostos, o la filosofía de Hostos, no pierden actualidad.