Dom04212019

Last update09:52:30 AM

Viaje inverso de Iris Tocuyo Llovera

  • PDF

Image result for iris tocuyo llovera(San Juan, 10:00 a.m.) La palabra genial de Iris Tocuyo LLovera vuelve a cautivar a los lectores con su último libro, Viaje inverso. La obra es una colección de 20 cuentos, cuentos breves y microcuentos cargados de emociones y pletóricos en imágenes impactantes que se enraízan en el lector y lo obligan a pensar, meditar, analizar y concluir.

Maestra del verbo, Tocuyo no puede negar que es poeta. La prosa de la autora es producto de una sensibilidad profunda que solo los poetas, los ascetas y los santos poseen. Dueña de un profuso vocabulario, Tocuyo maneja la palabra correcta en ese instante en que el escritor tiene que captar la atención del lector para llevarlo a la catarsis para luego obligarlo a buscar en sí ese final que lo satisface. La escritora se prolonga en el lector y este se perpetúa como cocreador de la obra de la genial autora.

La literata expone sus experiencias de vida, las entreteje con vivencias ajenas y situaciones profundas que nos hacen cuestionar la existencia y la complacencia con un mundo cada vez más sumergido en la intranquilidad del desconocimiento ante la posibilidad de un futuro incierto.

Las temáticas son múltiples, es en esa misma diversidad donde el lector encuentra su reflejo y descubre aquello que lo apresa y satisface. La escritora es vivaracha, nunca caes en el aburrimiento, pero si te puedes encontrar con ese fantasma que atormenta tu alma y que busca ser liberado.

Viaje inverso es más que un conjunto narrativo. Cuando profundizas en su contenido descubres un texto psicológico que refleja una sociedad decadente sumergida en un hedonismo enfermizo que se esconde para no verse. La obra de Tocuyo Llovera resulta ser una fuerte cachetada que intenta despertar al lector del sueño profundo en que adormece la verdad de la realidad que lo rodea.

“Viaje inverso es un conjunto de cuentos que a simple vista están en discordia, en su temática, en la presencia del cuento tradicional y el cuento breve que puede hacer percibir una inconformidad”, nos dice Tocuyo LLovera. “Pero poniendo atención al contenido encontraremos la unidad”.

“Es un viaje inverso donde los temas y personajes están sumergidos en la tertulia y los miramos desde un pequeño rincón o desde un ventanal”, enfatiza la escritora. “Todo dependerá del lector que pretenda encontrar y encontrarse en esa especie de archivo recostado a la pared y olvidado en el tiempo”.

Pura Rivera Díaz, estudiosa de Ciencias Sociales con una concentración en Sicología, al referirse a la lectura de la obra destaca que Viaje inverso es “pasión” cargada con “una especie de tensión sexual, o erótica que no precisamente creo se pueda llamar amor”.

Tocuyo insiste “en varios de los cuentos la extinción o la muerte como leimotiv y el punto inacabado de lo que sucede. Son impresiones en turbación que se dejan a la interpretación del autor”, subraya Rivera Díaz.

“Iris es expresión sublime de esa esencia que nos amalgama y a la vez nos diferencia”, expresa el laureado escritor Luis Enrique “Tite” Vázquez Vélez. “El genio creativo de la autora transforma en palabras poderosas imágenes que nos hacen cuestionarnos la existencia misma. Sutil y cruel a la vez, Tocuyo nos enfrenta a los miedos que nos obligan a cobijarnos bajo las sábanas en las noches más tormentosas de nuestra propia existencia”.

El crítico literario Rodolfo Rodríguez destaca la profundidad de Viaje inverso y la capacidad de Tocuyo Llovera para entrelazar imágenes expresadas a través de la palabra escrita.

“Todo discurso narrativo es un encadenamiento de ambientaciones, descripciones de paisajes naturales y humanos, registros espirituales y emotivos de unos seres- que en el soliloquio o en sus expresiones dialogales- conforman en un conjunto el corpus ficcional de unas vidas que cruzan el escenario de un mundo que se hace y se deshace de las múltiples historias de lo cotidiano de los sobrenatural y lo deico”, expresa Rodríguez.

“Este Viaje inverso de Iris Tocuyo LLovera se pasea por los diferentes géneros de la literatura… para entregarnos el sarcasmo de los inicios y finales que transmiten al lector la complicidad de la coautoría”, añade Rodríguez.

“Viaje inverso es un interesante concierto del desconcierto”, concluye Rodríguez quien también es escritor y actor.

Iris Tocuyo LLovera es venezolana, pero reside en Puerto Rico. Posee una Licenciatura en Letras de la Universidad Central de Venezuela. Posee post grados en Sicología Social y Teoría del Comportamiento de la Universidad Simón Bolívar, en Teoría de la Comunicación de la Universidad Zulia y en Asesoría y Orientación en la Universidad Nacional Abierta. Ha publicado once libros infantiles y cinco poemarios. La escritora es también artista plástico, profesora universitaria y tallerista para niños y maestros.

La portada de Viaje inverso es una foto de la autora que expone su genial creatividad y su profunda sensualidad femenina. La imagen que nos introduce a la obra es un diseño de la prosista y la fotografía de Adalberto Bejaran. La corrección del texto lo realizó Gabriel Mármol Prato. El libro incluye un dibujo abstracto de la escritora y artista plástico que bien pudiera ser una representación psicológica de sí misma o de cualquiera que esté en busca de una autodefinición.

Viaje inverso es una joya de la narrativa latinoamericana del siglo XXI que potencia a Tocuyo Llovera como una de las máximas exponentes de la nueva literatura.