Dom05262019

Last update09:48:53 AM

El otro

  • PDF

alt(Santo Domingo, 9:00 a.m.) Recuerdo aquella historia de dos personas sentadas en un aeropuerto, cada una comiendo algo de la misma bolsa de snack, la supuesta propietaria criticó a la otra por atreverse a comer algo que no le pertenecía, hasta que descubrió que su bolsa permanecía sin abrir, y que estaba siendo objeto de un acto de generosidad.

La propensión a la crítica destructiva, así como las ganas de tener la razón en todo, nos pone miopes ante la realidad que se falsea con nuestras percepciones; aunque nuestra esencia como seres humanos está alejada de todo lo que nos separa, incluso nuestro ADN ya demostró que tenemos un origen común, sin importar la raza.

“Tirar al otro al piso” es una vieja práctica en la que pensamos que los demás no tienen sentimientos, y que nos hace argumentar ante lo injustificable. Dichosos los que pueden aprender sin que la vida los vire o los ponga contra la pared.