Lun01202020

Last update01:50:53 PM

Economia Solidaria

Ante los terremotos, hay que pensar si Puerto Rico está en transición

  • PDF

alt(San Juan, 2:00 p.m.) El mes de enero 2020 ha sido un mes atípico. Temblores, erupciones volcánicas, fuegos forestales, inviernos calurosos, lluvias fuera de estación, fuertes ventoleras y rumores de guerra nos presentan un cuadro apocalíptico similar al predicho por Jesús en el Evangelio según San Mateo 24:1-3 (también se puede consultar Marcos 13.3-23 y Lucas 21.7-24).

Profecías catastróficas similares fueran hechas por el estadounidense Edgard Cayce, mejor conocido como el profeta durmiente; el francés Miguel de Nostradamus, la búlgara Baba Vanga, la colombiana Deseret Tavares o la puertorriqueña Vivian Carla. Podemos sumar a estas predicciones catastróficas las predichas por los babalaos (sacerdotes) cubanos, seguidores del sincretismo ritual entre las creencias yorubas y el cristianismo, cuando sacaron la letra del año 2020.

Todas estas profecías marcan el año 2020 como uno de cambio trascendental que, si no modificamos nuestro comportamiento para construir sociedades basadas en la relación fraternal entre los humanos, fomentamos el desarrollo de valores positivos, detenemos el cambio climático y establecemos políticas para proteger el planeta, podríamos enfrentar una Tercera Guerra Mundial y ver como nuestro hogar planetario se convierte en un páramo yermo. El polo magnético norte se está trasladando lentamente y el cambio climático es un hecho innegable, el planeta ya no será el mismo.

Leer más...

Ante los temblores, el poder del pueblo

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) “No hay nada nuevo bajo el sol”, según reza un dicho. En el verano de 2019, el pueblo de Puerto Rico ejerció su poder político y tras muchas manifestaciones logró remover al gobernador Ricardo Rosselló Nevares. Aunque el poder de residenciamiento está en la Constitución del país, éste nunca se ha aplicado.

Cuando un gobierno--sea éste una monarquía, una república democrática o una dictadura--atropella y abusa del poder conferido o no por el pueblo, éste se rebela en contra del gobierno. En casi todas las ocasiones el pueblo triunfa.

La revolución francesa puso final al Antiguo Régimen y marcó el inicio de la Edad Contemporánea, que comenzó en el 1789 y duró diez años--hasta el 1799. Fue un movimiento político, social, económico y militar como reacción a las injusticias y desigualdades de la época y que significó el final del absolutismo. La revolución francesa estableció las bases del derecho actual y de la soberanía popular. El 14 de julio de 1789 los revolucionarios franceses tomaron la prisión de La Bastilla donde se albergaba a los presos que se oponían a los atropellos de la monarquía. Durante la revolución francesa se hizo famosa por primera vez la divisa—libertad, igualdad y fraternidad. Durante los 10 años de la revolución francesa murieron guillotinados cerca de 15,000 franceses. Comparada con otras guerras civiles, ese es un número relativamente bajo. En la guerra civil norteamericana que solo duró cuatro años murieron 620,000 americanos, la mitad de los cuales murió en el campo de batalla. En la guerra civil española que duró tres años murieron 540,000 españoles. Pero el record lo posee la guerra civil rusa en la que murieron 12 millones de personas y sólo duró seis años.

Leer más...

Si la tierra tiembla ... hagamos campamentos solidarios

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Estando en Ponce, por razones personales y de salud, nos topamos con la dura realidad de un país a nivel regional, que tiembla oportunamente cada ciertas horas, y donde la única forma de sobrevivir lo incierto, es la solidaridad. Entonces la mejor respuesta para contrarrestar un fenómeno natural, llamado terremoto, el cual se desconoce cuándo viene, solo se siente cuando está pasando, y por otro lado vivimos sus consecuencias, es vivir de forma solidaria. Lo que la gente ha comenzado a hacer por todos los municipios del sur, son campamentos solidarios.

Nos informan que los campamentos solidarios que han surgido en los municipios de Ponce, Sabana Grande, Yauco, Guayanilla, Guánica y Peñuelas, se concentran entre parques de pelota y las plazas públicas de los referidos municipios. Entonces, la gente habla, comenta, y más que nada resuelve sus problemas.

En esta ocasión, contrario a lo vivido de forma inicial luego del paso del huracán María, donde al principio nos tomó un poco de tiempo reaccionar, ante los terremotos, ha sido de forma espontánea que todo el país ha sabido qué hacer. Entonces, los campamentos que han surgido, han recibido expresiones de solidaridad continua, que es el norte a seguir.

Leer más...

No me interesa la riqueza de Bezos o Gate, si somos pobres y desiguales

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Que nos debe de importar que Jeff Bezos, el dueño de Amazon y Bill Gate, poseedor del 1 por ciento de las acciones de Microsoft, sean los dos hombres más ricos del planeta, cuya fortuna conjunta suma cerca de $250 mil millones de dólares. ¿Qué nos debe de importar esto? En realidad nada, si hoy el puertorriqueño promedio vive con menos de 23 mil dólares al año. En realidad nada.

En el día de ayer la revista Forbes, la que vive y se deslumbra ante el gran capital, publicó la reseña de las 500 riquezas más grandes del planeta. Terrible. Todos ellos de forma combinada o independiente, gozan de más presupuesto que el gobierno de Puerto Rico, que la Universidad de Puerto Rico, que la Autoridad de Energía Eléctrica, y en fin, que el Hospital del Niño. En fin, que la riqueza de ellos, y algunas ellas, nos deja a todos más pobres.

No es posible seguir haciendo un homenaje a la opulencia. Ni me interesa conocer las casas que un empresario de música urbana les regaló a sus hijos, ni el carro que una presentadora de televisión le dio a su marido. La opulencia, la riqueza nos hace vivir en una desigualdad muy desigual. Ese no debe ser el proyecto ético de vida. Por el contrario, ser iguales.

Leer más...

Lourdes Giordani [boricua de pura cepa] regresa 35 años después

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) Con motivo de las fiestas navideñas sostuve una conversación a través de correos electrónicos con mi mejor amiga, Lourdes Giordani Sepúlveda. Lourdes, una reconocida antropóloga experta en pueblos aborígenes de la amazonia venezolana, pasó 35 años sin visitar la Isla. Los factores profesionales y el hecho de que no le quedan familiares en el país son los principales culpables de su larga ausencia de la tierra ancestral. Mi regresó a Boriquén y el reencuentro con amigos de la infancia la motivaron a visitar nuestro amado Mayagüez y otros pueblos como San Juan, Cayey, Aibonito, San Germán, Lajas, Cabo Rojo…

El encuentro con nuestra realidad fue impactante. El Puerto Rico de nuestra infancia desapareció. Los puertorriqueños hemos cambiado mucho en 60 años, conservamos rasgos que nos hacen boricuas, pero la americanización y la tecnología han hecho estragos. Todos los aspectos del diario vivir han sido modificados de alguna manera. Sin embargo, esta columna no es para discutir este tópico, deseo compartir con ustedes y con permiso de mi amiga, algunos de sus pensamientos como antropóloga y puertorriqueña sobre la Navidad, el Mayagüez de la infancia y su visión para el futuro.

La Dra. Giordani define a la Navidad puertorriqueña de su infancia como una suma de celebraciones.

“Para mí la Navidad en Puerto Rico era una suma de celebraciones. Estaban las actividades en las escuelas, los programas en la televisión, los asaltos navideños, el año nuevo, los Tres Reyes Magos, y las fiestas patronales (en honor de Nuestra Señora de la Candelaria, patrona de Mayagüez)”.

Leer más...