Vie03242017

Last update12:32:26 PM

Economia Solidaria

Ante las medidas de austeridad de la Junta, ¿Cuál es el perfil de los migrantes?

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m.) La emigración puertorriqueña es un suceso que comenzó en el Siglo XX. Durante el presente Siglo XXI, este movimiento poblacional ha continuado. Aunque Estados Unidos no es la única nación hacia la cual emigran, es el país hacia donde la gran mayoría de los puertorriqueños se traslada. Esto se explica por la relación política que tiene Puerto Rico con este país y porque los puertorriqueños somos ciudadanos estadounidenses.

Para viajar, trabajar, o instalarnos en cualquier estado de Estados Unidos no necesitamos ningún documento, incluyendo el pasaporte y el visado. También contribuyen enormemente las bajas tarifas aéreas hacia Estados Unidos. Los puertorriqueños constituimos una gran cantidad de personas, pero no somos la mayoría latina más grande en Estados Unidos. La razón principal de esta emigración sigue siendo la misma: el alto desempleo en Puerto Rico y las condiciones económicas del país. A estas razones le podemos añadir la falta de seguridad y la búsqueda de buena educación y salud para sus hijos. Estas últimas dos razones se han añadido durante el Siglo XXI.

Aunque la emigración se dio lentamente durante las primeras décadas del Siglo XX, entre los años 1945-1960, aumentó vertiginosamente. La razón principal fue el cambio en el modelo económico hacia la industrialización de Puerto Rico. Durante este período cerraron muchas centrales azucareras y todo el agro fue abandonado. Nuestros campesinos no tenían las destrezas que exigía la industria y el desempleo aumentó en el renglón agrícola. El gobierno de Puerto Rico estimuló y patrocinó la salida de estos campesinos. Sin duda alguna, el crecimiento económico de la isla ocurrió a expensas de esta emigración.

Leer más...

La Junta “asalta” la Universidad de Puerto Rico

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Si algo nos dejó el presidente de Estados Unidos Barack Obama junto al Congreso, fue la Junta creada por la Ley PROMESA la cual, reafirma el colonialismo en Puerto Rico y toma control sobre las finanzas del país. Aunque no está consignado en la ley, su fin es que se encargue de que Puerto Rico pague rápidamente la deuda que el país tiene con los bonistas de Wall Street. Esta deuda fue creada irresponsablemente por las últimas administraciones de Puerto Rico, aunque pertenecieran a diferentes partidos políticos. Al dinero tomado prestado se le dio un uso inapropiado incluyendo el cuadrar el presupuesto y pagar la nómina gubernamental.

Este organismo ha impuesto una política fiscal de austeridad, contrario a lo que recomiendan reconocidos economistas, incluyendo al premio nobel Joseph Eugene Stiglitz. Este laureado economista ha dicho que las políticas fiscales esgrimidas por la Junta, agravarán la crisis económica del país. La reducción en las pensiones, la reducción de los salarios de los jóvenes, la reducción a sólo 4 días mensuales de trabajo a los empleados gubernamentales, la reducción del bono de Navidad y el incremento en los impuestos, afectarán negativamente el comercio, debilitando el consumo. Estas medidas de austeridad causarán graves daños debilitando el mercado puertorriqueño.

Leer más...

Todos contra la Junta Asesina de Puerto Rico

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) Todo organismo o institución imperial atropella su colonia. Para el imperio las colonias son simplemente una propiedad y pueden hacer o disponer de ellas todo lo que quieran. Puerto Rico ha sido una colonia por más de cinco centurias. Lo fue primero durante 4 siglos por el imperio colonial español, quién lo explotó extensamente e introdujo sus instituciones como la esclavitud y nos dejó su lengua española y su religión católica como herencia. A partir de 1898, el imperio de Estados Unidos, ejerce su dominio sobre Puerto Rico. Este es el imperio más poderoso que registra la historia de la humanidad. Estados Unidos ha ejercido un férreo control militar en Puerto Rico desde entonces. Las relaciones coloniales han tenido visos de “legalidad” desde la centenaria Ley Foraker. Sus disposiciones coloniales se mantuvieron con la Ley Jones y luego con la Ley de Relaciones Federales con Puerto Rico y la Constitución de 1952.

De acuerdo a la Cláusula Territorial de la Constitución de Estados Unidos, el Congreso tiene todos los poderes sobre Puerto Rico cuando señala: “El Congreso tendrá facultad para disponer y formular todos los reglamentos y reglas necesarias con respecto al Territorio y otros bienes que pertenezcan a los Estados Unidos…”

El año pasado (2016) y haciendo uso de sus plenos poderes sobre Puerto Rico, el Congreso aprobó la Ley PROMESA que creó una Junta de Control Fiscal para Puerto Rico.

Leer más...

La educación en Puerto Rico, una agenda olvidada

  • PDF

alt[Hay] que descartar el discurso dominante

de la puertorriqueñidad que supone que

emigrar es traicionar la patria y regresar

a la tierra natal es siempre posible y deseable.

Juan Carlos Quintero

(San Juan, 1:00 p.m.) Vivir en Puerto Rico durante ésta época es irrazonable. ¿Por qué los ciudadanos tenemos que pagar los platos rotos y errores de los administradores coloniales? ¿Por qué los mismos nos endeudaron hasta la coronilla? La razón es sencilla. Porque todos los gobernadores quieren construir obras, por las cuales se le recuerde. Para construirlas y para cubrir el despelote presupuestario, nos metieron en este pantano, donde estamos atollaos. Muchas de las obras construidas se pagaron a sobreprecio El restante del precio establecido se pasó a los partidos políticos gobernantes. Si, dije a los partidos gobernantes porque en el macondo boricua, no gobiernan las personas. Prevalecen los intereses de los partidos. La corrupción en este país ha llegado a niveles alarmantes. El problema más grave es que el pueblo de Puerto Rico, reelige los mismos políticos cada cuatro años, convirtiéndose en cómplice de toda esta madeja de corrupción.

Leer más...

Panamá: paraíso fiscal repleto de irregularidades financieras

  • PDF

(San Juan, 3:00 p.m.) La legislación bancaria de Panamá fue copiada del estado de Delaware. Con la creación de Compañías o Empresas Offshore se atraen grandes capitales extranjeros que no pagan impuestos en su lugar de origen. En Panamá, como en Delaware las ganancias de estos depósitos no pagan impuestos. Delaware no grava un impuesto a las ganancias corporativas sobre las sociedades que se forman en ese estado pero que no operan allí.

Leer más...

Más artículos...