Mié09202017

Last update04:05:48 PM

Rosselló inició el proceso de “regalar” el país a los Bonistas

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Hace apenas dos días, la Asociación de Sistemas de Retiros (ASR) de Puerto Rico, llegó a un acuerdo con los bonistas de las obligaciones generales de dicha entidad, para pagarles ellos, por espacio de 10 años los intereses de la deuda contraída con estos. Al cabo de dicho término la ASR espera poder pagar el principal de lo adeudado. Lo interesante, es que, al llegar a dicho acuerdo, la ASR comprometió el pago de los pensionados para el 1 de julio de 2017, pues su presupuesto no le da para pagar tanto a los bonistas como a las personas que cotizaron para su futuro post-trabajo.

El país se está cayendo en cantos, sin capacidad de honrar sus obligaciones para con el pueblo como para con sus acreedores, pero la transacción realizada por la ASR establece un hito en la historia del gobierno de Puerto Rico. Por primera vez, y contrario al Artículo II sección 18 de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, se prefiere pagar a los acreedores que honrar las responsabilidades para con el pueblo.

Este acuerdo se alcanzó en la sala del juez federal, Francisco Besosa, en la Corte de Distrito Federal para San Juan. Este pleito es parte de un conjunto de pleitos, 39 en total que los acreedores del gobierno de Puerto Rico tienen contra éste y sus instruentalidades. Lo interesante es que se trata del primer pleito transigido, por encima de lo que disponga la Junta de Supervisión Fiscal, creada por virtud de la Ley PROMESA, y con antelación al 1 de mayo cuando la moratoria impuesta a los pleitos en la Corte Federal, termina.

Desde la mirada de lo que ha hecho el gobernador de turno, Ricardo Rosselló, se trata de un paso concreto para iniciar el proceso de privatizar, vender barato o regalar el país. Para los pensionados de la isla, esta acción es un insulto, que pone en juego su calidad de vida en esta etapa post-trabajo. Pensemos.