Mié09202017

Last update04:05:48 PM

Colapsa Rosselló por sus políticas anti-obreras y anti-democráticas

  • PDF

(San Juan, 9:30 p.m.) En una acción desconcertada, de un plumazo y haciendo alusión a poderes inherentes al ejecutivo, el gobernador Ricardo Rosselló derogó hoy el derecho exclusivo de los taxistas de Puerto Rico a operar en zonas turísticas, dando paso el servicio de Uber, entre otros. Al hacer esto, el gobernador Rosselló, de facto y de jure, le dio un golpe de estado a la constitución de Puerto Rico y al poder delegado que la Comisión de Servicio Público, así como la Compañía de Turismo tenía para regular ambas industrias.

Amparado bajo una ley del 2002, el gobernador Rosselló actuó, según él, como respuesta al paro que habían decretado los taxistas en el día de hoy para protestar, entre otras cosas por los derechos que va adquiriendo el sistema de transportistas privados, Uber en Puerto Rico. En otras palabras, el gobernador prefiere destruir una industria de trabajo organizado, autosuficiente y bien remunerada, y darle paso al trabajo flexible, mal pago, y donde la riqueza y ganancia se va del país, y termina en a sede central de Uber, en San Francisco.

Desde que llegó al poder, el gobernador Rosselló ha implementado una política neoliberal de la mayor violencia contra la clase trabajadora en Puerto Rico. Esto es, contra la clase asalariada y obrera, como contra los profesores y empleados élites del país. Es algo terrible que consistentemente a partir de su nueva Ley Laboral del pasado 26 de enero de 2017. Ha ido implementando a favor del capital.

Como si fuera poco, ahora se suma a estas iniciativas del gobernador, su propuesta para derogar derechos políticos y constitucionales, por vía de nuevos artículos o enmiendas a artículos existentes en el Código Penal de Puerto Rico. En otras palabras, y como hemos indicado anteriormente, Rosselló nos quiere devolver a la época de la esclavitud en Puerto Rico, sin derechos civiles.

Es momento de apoyar a los estudiantes en huelga de la Universidad de Puerto Rico; a las madres de las escuelas que quieren cerrar; a los taxistas empobrecidos hoy; en fin, apoyarnos a ti, a mí, a nosotros. Pensemos.