Mié09202017

Last update04:05:48 PM

Oscar López ante la nueva represión política y económica de Rosselló

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) En la mañana de hoy, el patriota y luchador por la independencia de Puerto Rico, Oscar López advino a su libertad física en San Juan de Puerto Rico. Luego de 36 años de encarcelamiento, por luchar por la independencia de nuestra nación, hoy es libre. Ahora bien, su libertad se da en el contexto, que la prensa comercial y mediática desea invisibilizar su deseo de ver a Puerto Rico libre, mientras que la administración del gobierno de Ricardo Rosselló nos impone las medidas neoliberales, anti-obreras y anti-democráticas más severas que jamás se hayan vivido en la isla de Puerto Rico. Oscar López se hace libre hoy, para seguir luchando por la justicia social y la independencia de la isla.

Ahora bien, el gobierno de Ricardo Rosselló ha logrado en los pasados 4 meses y medio, imponer un régimen de represión que nos recuerda los tiempos de la década de 1930 y la década de 1980. En este contexto, el gobierno de Ricardo Rosselló ha iniciado un proceso de persecución política contra los intelectuales y activistas políticos y sociales de la isla, que se oponen a las políticas neoliberales que éste ha ido estableciendo desde el pasado 2 de enero de 2017.

Ante este cuadro, la legislación para derogar derechos adquiridos de los trabajadores y trabajadoras de Puerto Rico, en los pasados meses, tiene que ser examinada con la legislación que se ha presentado o aprobado, coartando derechos civiles y constitucionales del pueblo. En este sentido, las reformas legales son, a fin de cuentas, para imponer un orden político y económico, represivo y de naturaleza austera para la economía del hogar de los boricuas.

Frente a este cuadro desolador de la administración de Ricardo Rosselló, se impone hoy la urgencia, ética y política, de apoderarnos de la liberación de Oscar López por los fundamentos de su propia encarcelación: la lucha por la justicia social y la independencia de Puerto Rico. Sólo así podremos honrar los 36 años de su confinamiento, pero sobre todo, tener las herramientas para confrontar a la administración más represiva en la historia de Puerto Rico: la administración de Ricardo Rosselló.