Lun05292017

Last update11:48:41 AM

51 días de huelga en la UPR – la persecución de política de Rosselló se impone

  • PDF

(San Juan, 5:00 p.m.) La Universidad de Puerto Rico lleva 51 días cerrada, y hoy ante la amenaza de ser arrestada, la rectora del recinto de Río Piedras, Carmen H. Rivera, renunció. En un momento particular donde nueve de los 11 campus han mantenido la posición de no renunciar al derecho constitucional huelga, por parte de los estudiantes en conflicto, nos preguntamos, ¿hacia dónde va el país? ¿Quiénes han provocado la crisis actual en la Universidad de Puerto Rico, los estudiantes o el gobernador, Ricardo Rosselló?

La situación de la Universidad de Puerto Rico, más allá de los 100 millones de dólares que suponen los pagos de nómina a los empleados de la institución, también habría que reflexionar dicha situación en relación al país en general. Nos concentramos en la universidad, y nos olvidamos que el gobierno de Ricardo Rosselló ha puesto en venta al país completo, y por eso la reacción general ha sido muy limitada. ¿alguien comenta de los cambios a las leyes laborales que Rosselló propuso, que han dejado al trabajador promedio en la promesa?

Seguir criticando a los estudiantes, es perder de perspectiva que la razón de ser de su huelga, es un reclamar un trato justo para Puerto Rico ante una Junta de Supervisión Fiscal que hoy nos lleva a la miseria. Ante este cuadro, la crítica que están recibiendo los estudiantes, es más que nada opresiva, y no representa una comprensión sensible de lo que ha pasado en Puerto Rico.

Venga de donde venga la crítica hoy, la rectora de Río Piedras, no renunció por culpa de los estudiantes, sino de una juez, que inspirada en la mano dura del gobernador Ricardo Rosselló la amenazó con arrestarla. Ante este cuadro, tenemos que pensar hacia dónde dirigir la crítica. Hoy nos reafirmamos que es hacia la figura de Ricardo Rosselló. Pensemos.