Mar11212017

Last update10:49:38 AM

¿Es la estadidad la respuesta a la crisis?

  • PDF

alt(San Juan, 9:00 a.m.) En medio de una crisis, de un agobiante plan fiscal bajo la supervisión de una no democrática estructura llamada la “Junta” y creada bajo la ley federal PROMESA, el gobernador de turno, Ricardo Rosselló, se ha dedicado a promover la igualdad de los ciudadanos de Puerto Rico con los ciudadanos de los EE.UU. Es decir, él promueve la estadidad.

Este proyecto, que ya lo traía incubado antes de haber ganado las elecciones el pasado mes de noviembre, se ha tornado la obsesión para un gobernante de turno, que cada día más, antes las decisiones tomadas por la Junta de Supervisión Fiscal, su poder político se va reduciendo con mucha rapidez. Se trata de un gobierno democráticamente electo, donde los y las elegidos, carecen de poder real. Cada día más, sea la Junta de Supervisión Fiscal, o la juez de quiebras, Laura Taylor-Swain, los locales carecen de representantes políticos electos.

Entonces, nos interesa entender cómo la respuesta de la estadidad, es la solución. En particular, porque no hay precedente de territorios quebrados que lograron la estadidad. Se trataba de territorios con capacidad económica. Pero segundo, si bien es cierto que el partido en el poder, el Partido Nuevo Progresista (PNP) promovió en la década de 1970, “la estadidad para los pobres”, pretenden hoy por otros medios argüir “que la estadidad es el salvavidas para la crisis boricua”.

La idea de que la estadidad es la solución a la crisis, es por decir lo mínimo, patética. No tiene fundamentos lógicos. Tiene fundamentos que apuntan a otra dirección. No obstante, lo que sí parece interesante es que, en medio de esta crisis, plantear que la estadidad es la solución, se convierte en la única postura política que combina proyecto económico con solución al estatus político. Es curioso, que tanto la oposición que cree en el estatus actual, como los que promueven la independencia, no tienen una lógica similar al PNP.

Por dar un ejemplo, no existe una consigna nacional que promueva, la independencia para terminar con la crisis económica. Pensemos.