Consideraciones políticas y económicas del calentamiento global

altEl tema del cambio climático que está produciendo un calentamiento global, debe ser un asunto de todos. Evitar o minimizar este fenómeno que amenaza nuestro planeta, parece ser imposible. El tema es de carácter científico, pero todos y todas tenemos algo que opinar. Se ha señalado que este calentamiento es de índole natural, afirmando que el mismo viene ocurriendo desde hace millones de años. Existe otra teoría-afirmación que nos dice que el calentamiento global es de origen antropogénico, o sea causado por actividades realizadas por los seres humanos que causan contaminaciones ambientales en forma de desechos químicos o biológicos, tales como la producción de dióxido de carbono por consumo de combustibles fósiles como consecuencia de las actividades económicas. Esta última teoría es respaldada por el 95% de la comunidad científica mundial. No obstante, un 5% de los científicos apoyan la teoría del origen natural del cambio climático.

Cuando hablamos de cambio climático no sólo nos referimos al calentamiento global, sino que también consideramos los cambios en los patrones meteorológicos que se producen en el planeta, por ejemplo, el incremento en lluvias o sequía en una región específica. Otro ejemplo es el derretimiento de los casquetes polares, junto con sus glaciares, lo que contribuye a una alzada en el nivel del mar. Estos cambios son causado por procesos bióticos, variaciones en la radiación solar recibida por la Tierra, tectónica de placas y erupciones volcánicas. A partir de la revolución industrial, el cambio climático ha aumentado aceleradamente por los procesos de producción. El enorme consumo energético requerido para estos procesos y los estilos de vida propios impulsados por el capitalismo, son los responsables en gran medida del calentamiento global. Esta alza en la temperatura se debe a la acumulación de gases que producen el efecto de invernadero, al acumularse en la atmósfera y no poder salir al espacio exterior. Entre los principales gases que crean esta situación está el Dióxido de Carbono, producido por la quema de combustibles fósiles como el carbón y el petróleo.

A nivel mundial, se están haciendo esfuerzos para combatir el cambio climático reduciendo el consumo de combustibles fósiles. Estos esfuerzos son promovidos por la Organización de las Naciones Unidas. En la Conferencia Marco de las Naciones Unidas (COP 21), celebrada en París en el año 2015, unos 195 países, incluyendo China y Estados Unidos, se comprometieron a bajar la temperatura del planeta en 1.5 grados centígrados a los niveles pre-industriales. Las economías más pujantes del planeta son las de China y Estados Unidos, siendo estos dos países los principales contaminantes del planeta.

Apenas dos años después ocurrió un cambio de gobierno en Estados Unidos, con la elección del multimillonario ultraconservador Donald Trump. Este presidente, desde su campaña presidencial dijo que no creía en el calentamiento global y que eso era un “cuento chino” para perjudicar la economía estadounidense. Una de sus primeras medidas fue eliminar todas las medidas de protección ambiental en vigor aprobadas por gobiernos anteriores.