Lun11202017

Last update01:26:15 PM

Mundi se nos va ante un país incompetente

  • PDF

(San Juan, 6:00 p.m.) El desmantelamiento del Puerto Rico que hemos conocido hasta hoy, está en movimiento y muy rápido. Es interesante que mientras el gobernador Ricardo Rosselló crea frentes para pedir más fondos federales, y solicitar la estadidad en paralelo, éste ni su gobierno han tenido la capacidad de defender el país que teníamos y el cual hemos conocido hasta el día de hoy. En esta semana se definió el futuro de la elefante Mundi, la cual ha vivido 30 años, de sus 36 en el Zoológico de Mayagüez, Dr. Juan A. Rivero.

Lo interesante es el texto sub-yacente. “Como no la podemos cuidar bien, entonces es mejor que se vaya”. Un elefante cachorro, se vende por menos de $10 mil dólares en los mercados legales del mundo. Un elefante luego de haber vivido 36 años, puede costar un poco más. Su mantenimiento, regulado o silvestre, no sobre pasa los $50 mil dólares al año. Pero Puerto Rico, los puertorriqueños hombres y mujeres, no pueden garantizar la permanencia de dicho animal en Puerto Rico. Lo mejor es entregarlo, como también entregar las otras 300 especies, y cerrar el zoológico fundado en el 1954 por el Dr. Rivero y el entonces presidente de la Universidad de Puerto Rico, Jaime Benítez.

Lo terrible de la historia de Mundi, no es la incapacidad del gobernante de turno, Rosselló y su equipo de trabajo. Es la incapacidad de un país, que progresivamente se ha ido desmantelando, y ha permitido convertirse en población esclavizada y dependiente de la inversión extranjera, fundamentalmente de los EE.UU., y de los fondos federales.

No poder mantener a un elefante, que recibe sobre 20 mil visitantes anualmente, es apostar a la taquilla barata en los parques de diversiones en el estado de la Florida, y pensar que el futuro es allá y no es aquí. La muerte del zoológico de Mayagüez, como popularmente se le conoce, es la apuesta a la capitalización en el estado de la Florida. Lo interesante es que no salió ni una sola Alianza Público Privada Participativa a tomar control del parque; como tampoco salió ni un solo profesor o profesora de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Mayagüez, a ofrecer una solución de auto-gestión civil; lo interesante, es que tampoco salió ni un solo mercantilista de universidades privadas en la isla, con una idea innovadora.

El zoológico de Mayagüez, Dr. Juan A. Rivero, no lo cierra la Junta de Supervisión Fiscal. Lo cerramos nosotros los puertorriqueños y puertorriqueñas, que apostamos a la descapitalización y desmantelamiento del país. Es una historia terrible, de un alto grado de incompetencia nacional, lo cual se traduce en la pérdida definitiva de Mundi.