Sáb11182017

Last update08:57:06 PM

¿Cómo entender los huracanes en el Caribe?

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) El Océano Atlántico es una masa de agua salada que está localizada desde el Este de América hasta el Oeste de Europa y África. Limita al Norte con el Océano Ártico y al Sur con el Océano Antártico. La zona intertropical de este océano se encuentra entre las latitudes 23º 26′ 14″ N y 23º 26′ 14″ S.

Desde el continente africano, todos los años salen zonas de mal tiempo que se dirigen hacia el Oeste. Estas Zonas tienen la posibilidad de convertirse en Ondas tropicales y depresiones tropicales que pueden desarrollar un centro de baja presión y convertirse en lo que conocemos como un ciclón que se mueve en forma de un ciclo que gira en contra de las manecillas del reloj. Algunas veces los vientos en las capas medias y altas de la atmósfera cambian y giran el ciclón hacia el noroeste y norte o sea al mismo lado que las manecillas del reloj. Pueden desarrollarse en el Océano Atlántico, el Mar Caribe, el Golfo de México y en el Océano Pacífico. Las temperaturas altas del mar le sirven de agente catalítico para su intensificación.

Se miden con la Escala Saffir-Simpson y se clasifican como depresiones tropicales, tormentas tropicales, huracanes, huracanes 1-5 de acuerdo a la intensidad de los vientos. El Centro Nacional de Huracanes le añadió (Simpson) a la escala los efectos del oleaje e inundaciones. Estos fenómenos meteorológicos pueden causar mucho daño en tierra, especialmente en las zonas cercanas al mar. El poder destructivo de la marejada ciclónica, puede resultar en pérdidas de vida humanas, estructuras y edificios destruidos, erosión en la costa, daños a las carreteras y puentes a lo largo de la costa. La marejada ciclónica puede atravesar varias millas tierra adentro.

En los estuarios y pantanos, la intrusión de agua salada pone en peligro la salud pública y el medio ambiente. (NOAA, 2013) En el interior pueden causar daños a la agricultura, la industria, la flora, la fauna, los bosques y a las edificaciones. Si las personas no están bien preparadas, le pueden causar la muerte por los efectos del viento y sobre todo por las inundaciones y la marejada ciclónica que producen.

La Zona del Caribe donde Puerto Rico se encuentra localizado, es un área de paso en la ruta de los huracanes. Tanto las Antillas Menores (Sotavento y Barlovento) están localizadas en la ruta de colisión de los ciclones en su paso hacia el noroeste. Puerto Rico, República Dominicana, Haití, Jamaica y Cuba se encuentran también localizadas en esta ruta.

El pronóstico de la de ruta de los huracanes, hecho por profesionales de la meteorología es incierto si faltan varios días para que el huracán pase por un lugar determinado. El pronóstico se hace a partir de modelos de proyección. La vida de los huracanes tropicales, desde que se forman al este del continente africano, puede ser de varias semanas dependiendo de su velocidad de traslación e intensidad del mismo.