Irma, José y María: el cuento chino llegó para quedarse

(San Juan, 11:00 a.m.) Gigantescos huracanes en los Océanos Atlántico y Pacífico, subida del nivel del mar, erosión en las costas, inundaciones de islas, desertificación de los suelos, cambios en patrones pluviales, destrucción de ecosistemas, oleadas de calor intenso, derretimiento de los glaciares, extensas sequías, son algunos de los efectos producidos por el calentamiento global y por el cambio climático que está ocurriendo en el planeta Tierra. Estos factores llegarán al punto de erosionar las propias bases de sustentación de los seres humanos.

El cambio climático es causado por el incremento de la temperatura media del planeta. Esto ocurre por la acumulación de los gases de invernadero en la atmósfera, como el Bióxido de Carbono, Aunque la mayoría de la comunidad científica está de acuerdo en que este cambio es real, todavía hay aproximadamente un 5% de ellos que no creen que este proceso esté ocurriendo en nuestro planeta. Éstos niegan que este cambio sea causado por los seres humanos, debido a sus hábitos de consumo y producción de energía.

La comunidad mundial se ha unido en un esfuerzo para disminuir la velocidad de este cambio, pero muchos políticos lo niegan. Entre estos políticos destaca el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Este errático y desbalanceado ejecutivo, ha despachado el problema aduciendo que se trata de un “cuento chino.” Las políticas ambientales aplicadas por este ejecutivo han ido dirigidas a desregular o abolir reglamentos que protegen el ambiente. Se sabe que detrás de esta decisión se encuentran los intereses de las grandes empresas petroleras y la industria del carbón. Las mismas fueron fuertes contribuyentes a la campaña electoral de Donald Trump.

La decisión de retirar a Estados Unidos del acuerdo sobre el cambio climático, firmado en Paris, 2015, y auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas, fue una demostración del poderío capitalista.

Una vez más se impone el capitalismo salvaje y los intereses individuales o empresariales sobre la humanidad entera. Estados Unidos ha anunciado que no negociará con el Acuerdo de Paris, pero que tratará de que se revisen los términos que se consideran desventajosos a este país.

El calentamiento global y por ende el cambio climático tendrá un efecto nocivo sobre los sistemas económicos y sociales. El cambio climático podría tener muy serias consecuencias para el crecimiento y el desarrollo. Los países más afectados serán los países y poblaciones más pobres y vulnerables.

La puesta en práctica de medidas para reducir el impacto del calentamiento global deberá entenderse como una inversión para evitar el riesgo de consecuencias muy graves en el futuro. El calentamiento global constituye una amenaza contra los elementos básicos de la vida humana en las distintas partes del mundo. Habrá un aumento en los conflictos por los desplazamientos humanos, acceso al suministro de agua, la producción de alimentos por falta de agua, la salud, el uso de las tierras y el medio ambiente.

Este cuento chino no es una obra literaria, si no un peligroso suceso para la humanidad.