Jue09202018

Last update04:03:45 PM

El país de la post-verdad económica

  • PDF

alt(San Juan, 1:00 p.m.) Un programa radial comercial en el día de hoy invitó al presidente de la asociación de restaurantes del país, para indicar que “todo está perdido”. Lo interesante es que la referencia no es a un economía que colapsó, sino al hecho que el gobierno les impuso nuevamente un impuesto de 10.5 sobre la venta de comida procesada, y dicha organización como muchos comerciantes llevan días quejándose de lo mismo.

Lo interesante de la alocución del presidente de la organización, es el dato que en l programa radial aludían al dato que todos los restaurantes habían quebrado, que la situación está muy mala y sobre todas las cosas que el gobierno no ayuda al pequeño empresario. Nada que ver con lo cierto. No nos interesa socorrer al gobierno, pero tampoco nos interesa participar en un diálogo de la post-verdad. La economía de los restaurantes post-huracán María fue, por decir lo mínimo, todo un éxito.

Contrario a término en investigaciones que hemos estado conduciendo queda demostrado de forma consistente, que todo empresario/a que tomó la previsión de tener planta eléctrica, cisterna de agua y un frigorífico para almacenar comida de forma prolongada, logró sobrevivir la crisis del huracán y sobre todo capitalizar efectivamente.

En el Puerto Rico que vivimos, habrá que comenzar a documentar como fue la experiencia económica del país luego del paso del huracán María. Lo más interesante es que la economía continuó moviéndose, con ciertos ajustes, pero un gran por ciento de los empresarios locales lograron capitalizar de forma positiva y efectiva en la vida post la crisis. Pensemos.