Lun09242018

Last update11:13:18 AM

El gobernador de la promesa

  • PDF

alt(San Juan, 10:00 a.m.) El gobernador de turno, Ricardo Roselló, se ha convertido en el gobernador de la promesa. Ojo, no de la ley PROMESA, sino de la promesa eterna de enfrentarse a la Junta de Supervisión Fiscal en un pleito legal para cuestionar su autoridad sobre asuntos que según él, son de su competencia como gobernador. En esto llevamos ya 18 meses, y la promesa no se ha cumplido. Simplemente, es una promesa de que lo va a hacer.

Entonces, como apuntamos en un artículo anterior, lo mejor que ha hecho la administración que dirige Rosselló, es alegar siempre la promesa de confrontar a la junta. Pese a dicha promesa falsa, lo que si ha logrado el gobernador es ganar tiempo de enfrentarse a los acreedores, y no pagarles. Por lo tanto, su administración pese a que promete, no cumple. No paga.

En esto nos hemos pasado el primer año de la incumbencia de Rosselló, y la mitad del segundo. Lo mejor es que ya en la parte baja del verano, es decir luego del solsticio del 21 de junio, acortándose ahora los días, el gobernador sigue farfullando, sin hacer mocho. Así es el país.

Pero ojo, que el gobernador no es el único que vive de contradicciones. También la junta, como ciertos sectores del independentismo y la izquierda del país. La diferencia es que el gobernador Rosselló nos gobierna, y sus decisiones de política pública nos afectan a todos y todas. Pensemos.