Lun12102018

Last update10:31:08 AM

La “muerte súbita” de la estadidad debe abrir el debate a la independencia

  • PDF

alt(San Juan, 11:00 a.m.) Las palabras tuiteadas en el día de ayer por el presidente Donald Trump en relación a no apoyar la estadidad deben verse como una oportunidad para impulsar la independencia de Puerto Rico. Se trató el famoso tuit, de la primera vez en la historia post referéndum de 1967, que un presidente de los EE.UU. no apoya abiertamente la estadidad para Puerto Rico.

La historia sugiere que todos los mandatarios de los EE.UU. han sido muy cautelosos al tratar el tema, y como mínimo han indicado que es una decisión que el pueblo de Puerto Rico debe de tomar. El más reciente fue el pasado presidente Barack Obama, quien indicó en su momento que para alcanzar la estadidad, más del 70 por ciento de la población debe de solicitarla, mediante algún ejercicio de participación popular.

Luego del referéndum propuesto por el Partido Nuevo Progresista (PNP) el pasado 11 de junio de 2017, donde el voto a favor de la estadidad sacó el 95 por ciento de los votos, en una contienda marcada por la no participación de los partidos de oposición, la estadidad no avanzó trecho alguno en Washington. Ante esto, el tuit del presidente Trump marca un destino: el de la muerte súbita.

Ahora bien, esta situación hoy en la isla, debería dar paso a contemplar la posibilidad de promover la independencia de la isla, como una opción lógica para el momento. Esto requiere, entre otras cosas, ofrecer planes concretos de como implementar la independencia, en áreas como el Cabotaje y transporte de bienes de consumo; la producción de bienes de consumo primario; el desarrollo de una agricultura de naturaleza sustentable para el país; y más que nada el desarrollo y explotación de los recursos naturales para el bienestar de los que vivimos en la isla.

Hoy Donald Trump nos da la posibilidad de introducir el tema de la independencia al debate nacional. Dicho esto, hay que presentarlo con soluciones concretas a las cuales el pueblo, los sectores productivos y los liberales del país se puedan sumar.